Los peores experimentos con humanos realizados por EE.UU.

16 03 2015

experimentos

En el pasado de Estados Unidos abundan los experimentos inhumanos que afectaban tanto a otros países como a sus propios ciudadanos.

A continuación le ofrecemos algunos de los más crueles.

MKULTRA, Subproyecto 68 

El proyecto de la CIA MKULTRA, que pretendía encontrar métodos para controlar la mente, pagó al doctor Donald Ewen Cameron, quien encabezó experimentos en el marco del Subproyecto 68.

En su Instituto Memorial Allen en Montreal el doctor sometía a los pacientes ingresados con depresión bipolar o trastornos de ansiedad a una ‘terapia’ que les dejó serios daños y alteró sus vidas de manera irreparable.

Entre 1957 y 1964 Cameron sometió a sus pacientes a una terapia electroconvulsiva, que sobrepasaba en 30-40 veces las normas.

tecnicasen.blogspot.com

Ponía a los pacientes en estado de coma inducido por drogas durante meses y reproducía cintas con declaraciones simples o ruidos repetitivos una y otra vez. Las víctimas olvidaron cómo hablar, de sus padres y sufrieron amnesia grave.

Todo esto ello se perpetró contra ciudadanos canadienses porque la CIA probablemente consideraba demasiado arriesgado realizar estas prácticas en estadounidenses.

Para lograr de que el proyecto siguiera financiándole, Cameron involucró a niños en los experimentos y en una ocasión indujo a un niño a tener sexo con un alto funcionario gubernamental. La grabación de esta escena la utilizó para realizar chantajes.

Soldados en cámaras de gas mostaza 

A medida que se intensificaba la investigación de las armas químicas en los años 40, el Gobierno de EE.UU. no vaciló a la hora de involucrar al personal militar en sus experimentos.

Para probar la eficacia de las armas y métodos de defensa, se utilizaba gas mostaza y otros productos químicos que dejaban quemaduras en la piel y arruinaban los pulmones sin que los soldados lo consintieran o conocieran el experimento.

Probaban máscaras antigás y ropas de protección encerrando a los soldados en cámaras de gas, una práctica que evoca las imágenes de la Alemania nazi.

Entre los agentes utilizados se encontraba la lewisita, compuesto que fácilmente penetra la ropa e incluso la goma.

Al contactar con la piel, el gas inmediatamente provoca un dolor extremo, picor, hinchazón y erupción. Grandes ampollas llenas de líquido se desarrollan 12 horas después de la exposición en forma de quemaduras químicas sumamente graves. Y eso solo en el contacto de la piel con el agente.

La inhalación del gas provoca un ardor en los pulmones, estornudos, vómitos y edema pulmonar.

Lo que se refiere al gas mostaza, sus efectos son asintomáticos hasta aproximadamente 24 horas después de la exposición. Sus efectos primarios incluyen quemaduras graves que se convierten con el tiempo en ampollas llenas de fluido amarillo.

El gas mostaza tiene propiedades mutágenas y cancerígenas que han matado a muchas personas expuestas. Aunque hay un tratamiento disponible, las quemaduras del gas mostaza se curan muy lentamente y son extremadamente dolorosas. Las quemaduras que el gas deja sobre la piel son a veces irreparables.

banoosh.com/blog

Pulverización de ciudades con agentes químicos

Las Fuerzas Armadas de EE.UU. y la CIA realizaron una serie de simulaciones de ataques químicos y biológicos contra varias ciudades estadounidenses a mediados del siglo pasado para entender los efectos qué se deben esperar en caso de un ataque real.

Se llevaron a cabo los siguientes ataques aéreos/navales:

– La CIA dispersó el virus de tos ferina en la bahía de Tampa, usando barcos. Como consecuencia estalló una epidemia de tos ferina, que dejó 12 personas muertas.

– La Marina de guerra roció San Francisco con bacterias patógenas y por ello muchos ciudadanos padecieron neumonía.

– El Ejército soltó millones de mosquitos portadores de la fiebre amarilla y el dengue sobre Savannah, estado de Georgia, y Avon Park, Florida. El enjambre produjo a sus ciudadanos muchos problemas respiratorios, fiebre tifoidea, y niños nacidos muertos.

Después de estos ataques, llegaban militares disfrazados de trabajadores sanitarios a las zonas afectadas. Mientras estaban ayudando a las víctimas, su intención secreta era estudiar y registrar los efectos a largo plazo de todas las enfermedades que padecían.

banoosh.com/blog

Infección de guatemaltecos con enfermedades venéreas  

El Gobierno de Guatemala ha determinado que más de 2.000 personas fueron infectadas con sífilis, gonorrea o cancroide sin su conocimiento (según otros datos, más de 5.000 guatemaltecos) en los años 40, mientras que EE.UU. sitúa la estimación en algo más de 1.300 personas.

El objetivo de estos experimentos, dirigidos por el médico estadounidense John Cutler, era averiguar si la penicilina podía ser usada “para prevenir enfermedades de transmisión sexual” y para ello emplearon a prostitutas, exmilitares, enfermos mentales, huérfanos y presidiarios.

Los experimentos, que nunca fueron publicados, se conocieron en 2010 después de que la profesora de la Universidad de Wellesley, Susan Reverby, se topara con ellos por casualidad.

No se ha encontrado ningún informe sobre las conclusiones del experimento, pero sí hay datos personales de los pacientes y cuadros médicos según los cuales hubo al menos 83 víctimas mortales.

LSD

La CIA realizó entre los años 1953 y 1964 experimentos con miles de civiles y militares estadounidenses con la droga alucinógena LSD y otras sustancias sin que supieran lo que les estaban haciendo.

Según una reciente filtración de documentos confidenciales de la agencia, además del Ejército, algunos experimentos se llevaron a cabo en playas, bares y restaurantes donde los agentes supuestamente colocaron el narcótico en las bebidas de los clientes.

Durante una década, la CIA llevó a cabo sus experimentos clandestinos, persiguiendo a sus ‘blancos’ y observando su conducta. Algunas de las víctimas que participaron en las pruebas sufrieron convulsiones y paranoia, mientras que otros murieron.

‘Agente naranja’ contra presos

Además de usar ampliamente como defoliante el producto tóxico durante la Guerra de Vietnam, que produjo varias enfermedades y mutaciones genéticas en generaciones subsecuentes, el Gobierno estadounidense probó el ‘agente naranja’ en presos voluntarios de una cárcel de Filadelfia, haciéndolo pasar por una “investigación dermatológica”.

Los experimentos, que se realizaron entre 1951 y 1974, fueron encabezados por el doctor Albert Kligman. Los presos recibían pagos por permitir la aplicación de inyecciones de dioxina, uno de los componentes del ‘agente naranja’. Entre los efectos que sufrieron los presos estaban las erupciones (cloracné) en las mejillas, detrás de las orejas, axilas e ingle.





El día en que las FFAA de EEUU plantearon atacar ciudades estadounidenses y fingir acciones terroristas

15 03 2015

1855823

por F. Tordecilla

La Operación Northwoods fue presentada el 13 de marzo en 1962 al Presidente Kennedy para generar un ambiente proclive a una intervención militar en Cuba. El mandatario desechó el plan.

Había fracasado la invasión a Bahía Cochinos hace menos de un año y el gobierno de Fidel Castro, en Cuba, empezaba a consolidarse y a irradiar el modelo comunista al resto de América Latina. En este contexto, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos idearon uno de los planes más tristemente célebres: atacar algunas ciudades estadounidenses y fingir acciones terroristas.

Hoy se cumplen 53 años desde que el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de EEUU presentara la Operación Northwoods, la que pretendía convencer a la opinión pública de que el régimen de Castro era un peligro para la paz occidental a través de ataques al pueblo estadounidense.

El 17 de marzo de 1960, el presidente Eisenhower aprobó un programa de acciones clandestinas contra el régimen castrista. Más tarde, en 1962 durante el gobierno de Kennedy, el Pentágono presentó un proyecto llamado Operación Northwoods.

Este tenía como objetivo convencer a la opinión pública, nacional e internacional, de un ataque militar a la Cuba de Fidel Castro. La operación consistía en varios ataques terroristas que serían llevados a cabo por militares estadunidenses contra su misma población, pero serían manipulados para culpar a los cubanos.

Algunas de las propuestas previstas por los militares norteamericanos eran:

Atacar la base americana de Guantanamo. La operación se realizaría por mercenarios cubanos bajo uniforme de las fuerzas de Fidel Castro.

Hacer explotar un barco de guerra estadounidense en aguas territoriales cubanas (el buque estaría en realidad vacío y todo sería teleguiado. La explosión se vería desde La Habana para contar con testigos oculares).

Acoso de vuelos civiles, ataques a transportes de tierra y destrucción de aviones falsos americanos.

Aterrorizar a los exiliados cubanos residentes en los EE.UU con ataques a sus locales de Miami, en Florida y hasta en Washington (falsos agentes cubanos serían arrestados para disponer de confesiones).

Movilizar a las naciones limítrofes de Cuba para que acreditaran una amenaza de invasión (un falso avión cubano bombardearía de noche la República Dominicana y otros paises de la región).

Movilizar a la opinión pública internacional, para ello se había previsto la destrucción de un vuelo espacial tripulado por el famoso astronauta John Glenn, primer estadounidense en haber recorrido una órbita terrestre completa de la Tierra.

El entonces Presidente Kennedy a pesar de haber rechazado esta operación, no cambió la política de hostilidad de Washington al régimen de La Habana.

El documento fue calificado como secreto y recién en 1998 fue liberado por las autoridades estadounidense, dentro de otros archivos secrehtos de la Guerra Fría.

Fuente: latercera.com




Así es la ultima imagen de nuestra vida

15 03 2015

retina11nov14

Vicente Fuentes expone ejemplos de la optografía, una técnica que permite recuperar la última imagen reflejada en la retina de una persona antes de morir y expone la necesidad de realizar todas y cada una de las acciones necesarias para que en nuestro devenir por la vida lleguemos a vivir ese momento de la forma más digna posible. Esperamos que el programa sea de su agrado.

Así es la ultima imagen de nuestra vida

Subido por Vicente Fuentes

Imagen: periodicoabc.mx





‘Hacker’ Guccifer: “Dos ciudades de EE.UU. pueden sufrir un ataque nuclear en 2015″

21 02 2015

2de4d775d8fe0d335fd12afa763148b9_article

Al menos dos ciudades estadounidenses podrían convertirse en el objetivo de ataques nucleares en el año 2015, cree el pirata informático rumano conocido como ‘Guccifer’.

Marcel Lazar Lehel, Guccifer, el ‘hacker’ que se hizo famoso tras subir a Internet los autorretratos al desnudo del expresidente de EE.UU. George W. Bush, ha contado al diario ‘The New York Times‘ que existe un plan de ataque nuclear contra la ciudad de Chicago y una ciudad del estado de Pensilvania, cuyo nombre se desconoce.

Según los datos que el pirata informático ha obtenido tras ‘hackear’ los correos electrónicos privados de numerosos altos mandos militares, políticos y de inteligencia, los ataques están planeados para el año que viene.

Además, Guccifer reveló que tiene un amplio archivo de correos electrónicos ‘hackeados’ de varias figuras públicas que  todavía no han sido divulgados en el sitio cryptome.org, donde durante años ha subido los resultados de sus actividades.

Asimismo, el ciberdelincuente, que actualmente cumple una condena de siete años en una prisión de alta seguridad de Rumanía por sus actividades ilegales en la Red, ha presentado al rotativo un abanico de teorías conspirativas relacionadas con los Illuminati, un grupo secreto que, según Guccifer, está gobernando el mundo.

El ‘hacker’ se presenta a sí mismo como un guerrero de la lucha contra el secretismo y asegura estar en el mismo bando que el fundador de WikiLeaks Julian Assange y el excolaborador de la NSA Edward Snowden, señala el diario.

Entre los ‘logros’ de Guccifer está el ‘hackeo’ de la correspondencia de los exsecretarios de Estado de EE.UU. Colin Powell y Hillary Clinton, del director de los servicios secretos de Rumanía, George Maior, así como de numerosos diplomáticos, financieros y militares.

Fuente: actualidad.rt.com





Con armamento israelí allanan viviendas de mapuches chilenos

10 02 2015

allanamiento2

Operación en una de las zonas más pobres de Chile de más de 100 policías de reacción táctica encapuchados, en unos 20 vehículos de lujo y un helicóptero, además de las recientemente conocidas armas de asalto tipo TAVOR israelí.

En la madrugada de ayer nuevamente fueron allanadas dos viviendas del LOF MUCOPVLLV LLEUPECO WENTECHE a 15 kms de Temuco hacia la cordillera.

Los afectados señalaron que los hechos sólo lograron atemorizar a las familias afectadas, sin existir situaciones que pudieran justificar, ni menos legitimar, la operación en una las zonas más pobres de Chile de más de 100 policías de reacción táctica encapuchados, en unos 20 vehículos de lujo y un helicóptero, además de las recientemente conocidas armas de asalto tipo TAVOR israelí.

Los hechos fueron condenados como un nuevo atentado para los derechos mapuche por los dirigentes del territorio,  uno de los cuales, Llvkalan Catrilaf,  señala que “Una vez más se invade en la madrugada a ruka donde hay lactantes, niños y ancianos minúsvalidos, por causas desconocidas hasta la fecha.

Si nosotros hiciéramos también un Barómetro de violencia contra el pueblo mapuche podemos registrar hoy una nueva acción de acoso, escudada en la ley impuesta por la fuerza en este territorio, donde ninguna autoridad chilena, ni aún aquellas que se proclaman cercanas al pueblo mapuche condena esta violencia.

Eso demuestra que esas autoridades forman parte de los sectores más radicalizados contra la nación mapuche, pues no comprenden que la conversación comienza por reconocer aquí existe otro derecho, el que es anterior y superior al que nos quieren hacer creer como válido desde 1881 en adelante y que ante eso sus proyectitos son sólo cuentas de colores.”

Fuente: elciudadano.cl





La base de Estados Unidos: en Concón (Chile) para la “guerra urbana”

10 02 2015

“Permite el despliegue de tropas estadounidenses en suelo chileno”

fuerte-aguayo

Financiada por los estadounidenses, en el Fuerte Aguayo de la Armada chilena se edificó -en un tiempo record- una base para el entrenamiento de soldados especializados en operaciones en ciudades.

Estaría destinado para la formación de las Fuerzas de Paz de Naciones Unidas, según la versión oficial, pero su implementación está en los planes del Comando del Sur del Ejército de la potencia, para recuperar influencia en América Latina.

EE.UU. puso 465 mil dólares para la construcción de la base.  El 2 de mayo reciente concluyó la tercera fase del ejercicio programado para este año en suelo chileno.

“¡Felicitaciones! Se le ha adjudicado el contrato para la rehabilitación y construcción de las estructuras MOUT de formación en el Fuerte Aguayo” -decía el mensaje que recibió la constructora Bitumix el 29 de diciembre de 2011.

El e-mail estaba firmado por Hubert M. Cacho, oficial de contrataciones de la 410 Brigada de Apoyo de Fort Sam Houston, Texas, y daba el visto bueno a la construcción de la base para Operaciones Militares en Territorios Urbanos (MOUT), a edificar en el Fuerte Aguayo, de la Armada de Chile, en la Región de Valparaíso.

La Armada ponía 600 metros cuadrados de su base ubicada en Concón y el Comando del Sur del Ejército de Estados Unidos se ponía con 465 mil 806 dólares para la edificación.

Si bien se calculó en 120 días la construcción, las faenas iniciadas los primeros días de enero y realizadas durante los siete días de la semana, lograron estar listas el jueves 5 de abril, cuando el embajador de ese país, Alejandro Wolff, el contralmirante de la Armada, Marco Amigo, el director de Operaciones Internacionales del Estado Mayor Conjunto, general Leonardo Martínez y el comandante del Grupo Militar de la Embajada de Estados Unidos en Santiago, coronel James Quinn, cortaran la cinta y posaran sonrientes para la foto.

“Un proyecto de esta envergadura normalmente lleva seis meses en completarse, pero hemos condensado esta construcción a 60 días”, dijo satisfecha ese día Rosa L. Santoni, oficial de alto rango del Comando del Sur. La base MOUT está compuesta de ocho edificios, uno de dos pisos y el resto de un piso, los que simulan una mini ciudad.

Entrenamiento de las fuerzas de paz MOUT el 5 de abril del 2012

No es primera vez que el Fuerte Aguayo es espacio de influencia de Estados Unidos en Chile. La base que alberga al Destacamento de Infantería de Marina Nº 2, reconocido como el más preparado de la Armada, fue usada por suboficiales para reclutar postulantes que se fueran a trabajar en destacamentos de seguridad privada en Irak para la empresa estadounidense Blackwater, el año 2003.

La base será destinada al entrenamiento de las denominadas Fuerzas de Paz de los países latinoamericanos que integran misiones de Naciones Unidas. El director del Centro Conjunto para Operaciones de Paz de Chile (Cecopac), capitán de navío Claudio Zanetti, contó que “la experiencia del ejercicio PKO (Peacekeeping Operations-Americas) de 2011 en Chile hizo que se proyectara que las instalaciones de la Infantería de Marina podían ser mejoradas. Todo esto enmarcado en la Iniciativa Global en Operaciones de Paz (GPOI, por sus siglas en inglés), la que apunta a fomentar la participación de los países latinoamericanos en dichas operaciones”.

Sin título

El capitán de navío tiene vasta experiencia como observador de la ONU en el Líbano y a cargo de tareas operativas en la misión chilena que participa de la MIFUSTAH desplegada en Haití bajo el paraguas del organismo internacional.

El ejercicio PKO 2012 integra a más de 80 soldados de diferentes países y se inició el 19 de marzo en una base similar en Santo Domingo, República Dominicana. El entrenamiento en el Fuerte Aguayo correspondió a la fase de formación de soldados provenientes de 16 países de Latinoamérica y se usará en cinco oportunidades durante 2012.

“Todos sabemos cuáles son las realidades en América del Sur, y Chile siempre ha tenido con Estados Unidos una relación buena, por lo que ellos saben que una inversión acá va en beneficio de lo que ellos están buscando: Mejorar la capacidad de interoperar entre los países”, opina Zanetti.

De tal manera que ya está instalada una base militar en Concón, en pleno territorio chileno, financiada y promovida por el Gobierno y la fuerza militar de Estados Unidos y que servirá para adoctrinar oficiales y soldados locales y de otros países.

Este tipo de base se suma a otras que los estadounidenses instalaron o patrocinaron en Honduras, Colombia, Cuba y otras naciones. Además, se suma al entrenamiento que los uniformados de la potencia dan a integrantes de las Fuerzas Armadas de Chile.

Así que desde ahora, aunque se hable de que está destinada a operaciones de la ONU, el Fuerte Aguayo de la Armada pasa al listado de puntos de entrenamiento e influencia del Comando Sur y de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en América Latina y específicamente en Chile.

UNA VIEJA AMISTAD BÉLICA

El 5 de marzo reciente el ministro de Defensa, Andrés Allamand, se reunió con Leon Panetta, secretario de Defensa de Estados Unidos. En la cita, realizada en Washington, trataron la nueva estrategia de seguridad de la Casa Blanca. Allí Allamand dijo que “las Fuerzas Armadas han ido profesionalizándose, reduciendo su contingente y avanzando fundamentalmente hacia lo que se denominan Fuerzas Especiales, es decir, soldados de elite, de extraordinaria capacitación”, en la línea de los MOUT instalados en Concón.

Cuando el presidente Obama visitó Chile, en marzo de 2011, se firmó un tratado de cooperación con la Agencia Nacional para el Manejo de Emergencias (Fema). Seis meses después, Allamand firmó un acuerdo de cooperación que permite el despliegue de tropas estadounidenses en suelo chileno, ante la eventualidad de que el ejército nacional se vea “sobrepasado por alguna situación de emergencia”. En la ocasión, jefes militares propusieron el diseño de protocolos de asistencia militar que incluyen la aplicación del Estado de Excepción y la suspensión de garantías constitucionales.

El ministro de defensa, Andrés Allamand saludando al jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, general Martin E. Dempsey

En marzo de este año, el Consejo Militar del Ejército recibió la visita del director del Área de Latinoamérica del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos de Estados Unidos, Stephen Johnson.

La relación militar entre los dos países viene de más atrás. Según cables de la embajada del país del Norte, filtrados por WikiLeaks, José Goñi, uno de los ministros de Defensa de la presidenta Michelle Bachelet, visitó el Instituto del Hemisferio Occidental para Cooperación en Seguridad (WHINSEC) y apostó por mejorar la imagen de esa institución, heredera de la Escuela de las Américas, entre congresistas y organizaciones no gubernamentales chilenas.

La iniciativa del WHINSEC y del Comando del Sur del Pentágono era neutralizar las críticas en su contra, articuladas por la ONG SOA Watch (OEDA), para lo que desplegó una intensa campaña durante seis meses para subvertir el pedido de la organización pacifista para que los gobiernos latinoamericanos no enviaran más tropas al WHINSEC. Argentina, Bolivia, Uruguay, y Venezuela han cesado los envíos.

Alejandra Arriaza, abogada del OEDA, cuenta que en una cita que su organización tuvo con la ex ministra de Defensa de Bachelet, Vivianne Blanlot Soza, ésta se mostró “sensible con lo planteado por SOA Watch, pero nos dejó en claro que no podía imponer al Ejército, sólo podía sugerir no seguir enviando tropas, que no era una decisión política, sino autónoma del Ejército”.

A marzo de 2009 se sabía que Chile había enviado a WHINSEC unos 190 estudiantes cada año desde 2006.

A fines de abril está programada la visita de Panetta a Chile para profundizar los “esfuerzos comunes para efectos humanitarios y de seguridad global”, según anunció quien en ese momento se desempeñaba como embajador de Chile en Estados Unidos, Arturo Fermandois. La visita coincidirá con la tercera fase de los ejercicios de PKO-A 2012.

EL ENEMIGO URBANO

Desde las invasiones a Irak y Afganistán, las operaciones MOUT son las que concitan más interés para el Ejército de Estados Unidos. La experiencia en dichos países les exige tener tropas entrenadas para el combate urbano y con experiencia en el trato a civiles.

Según el analista militar Michael C. Desch, estos juegos de guerra se han posicionado a la “vanguardia de la doctrina y la planificación militar” de ese país, debido a que son “una misión importante para el ejército estadounidense en el futuro”.

Dichas acciones pueden ser Operaciones de Estabilidad y Apoyo (Saso), intervenciones humanitarias y mantenimiento de la paz; pero también operaciones antiterroristas.

Las acciones que realizan los cuerpos de paz son, según Zanetti, “patrullaje en las ciudades, entrega de ayuda a la gente y proporcionar a la policía un cerco de seguridad mientras se efectúa un allanamiento. Las tareas que realizan las tropas en las misiones de paz son dentro de las poblaciones y tienen al frente de ellos una voluntad de oponerse a lo que realizan las fuerzas en operaciones de paz”.

Pablo Ruiz, del Observatorio de la Escuela de las Américas–Chile (OEDA), comenta que “esta idea del combate urbano no es nueva. Parte luego de la Revolución Cubana con instrucción en contrainsurgencia en el campo y la ciudad. Ya en esa fecha los norteamericanos entrenan a militares latinoamericanos en técnicas para reprimir a los movimientos sociales”.

LA MEMORIA DE LA ESCUELA DE LAS AMÉRICAS

La Escuela de las Américas fue cerrada luego de las contundentes evidencias de su intervención en países latinoamericanos y el entrenamiento de militares en la doctrina de la Seguridad Nacional. Se calcula que Chile envió a más de 3.800 soldados a formarse allí antes que sus tareas pasaran a desarrollarse por el Instituto de Cooperación para la Seguridad del Hemisferio Occidental.

Alejandra Arriaza comenta que “la historia indica que cuando Estados Unidos dirige instrucciones a militares o a distintos miembros de Fuerzas Armadas su objetivo no es la paz, sino que tomar posiciones, invadir y adoctrinar a militares de otros territorios”.

Ruiz agrega que “durante el gobierno de Salvador Allende fue la época en que más soldados se enviaron a la Escuela de las Américas. Miguel Krassnoff, Álvaro Corbalán estuvieron en los ’70 entrenándose allí. Esa ‘cooperación’ significó un golpe de Estado en Chile”.

Capitán de Fuerzas Especiales de Carabineros, Nathalie Muñoz, instruye a las fuerzas MOUT en tácticas policiales

Consultado respecto de si la lógica del enemigo interno que sustentó la doctrina de la Seguridad Nacional en décadas pasadas, sigue vigente, el capitán Zanetti responde que en las operaciones de paz “usted no tiene un enemigo, tiene un civil en frente. El término ‘enemigo’ no se concibe porque tú vas a establecer o imponer la paz”.

En la jornada del 5 de abril llamó la atención que la capitán de Fuerzas Especiales de Carabineros, Nathalie Muñoz, instruyera a los soldados en tácticas policiales para el control de población civil.

Para Arriaza “al antiguo enemigo interno van a darle el nombre que estimen pertinente a lo que quieran combatir en un minuto determinado, sea combate al terrorismo, al comunismo o al narcotráfico. Aún no hay claridad en el objetivo de los entrenamientos a soldados latinoamericanos, sino que más bien parece una herramienta para aniquilar cualquier tipo de movilización social, de expresión. Es el servicio de las armas hacia una ideología determinada”.

Mauricio Becerra Rebolledo

@kalidoscop

*Foto portada: David von Blohn

Fuente: elciudadano.cl





Chile: Mano dura contra el crimen (Carabinero abate a delincuente – Video)

4 02 2015

Sin títuloCarabineros de Chile

Criminalidad en América Latina

La plaga de la violencia y la corrupción policial

(Especial Infolatam).- Según el mexicano Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública, que rastrea estadísticas de criminalidad para elaborar una lista de las 50 ciudades más violentas del mundo, desde 2010 siete de las 10 primeras han sido latinoamericanas.

Con un aumento del 11% de la tasa de homicidios en 2014, 41 de las 50 más peligrosas ya lo son. Y lo que es peor, todas las 10 primeras están en la región.

La primera, por tercer año consecutivo, es la hondureña San Pedro Sula, con 187 homicidios por cada 100.000 habitantes, con una media de tres asesinatos diarios. Esa ciudad figuró en 2010 en el tercer lugar con 125, en 2011 pasó al primer lugar con 159 y en 2012 tuvo 174.

Le siguen Caracas (Venezuela, 134), Acapulco (México, 113), Cali (Colombia, 83), Maceió (Brasil, 79), Distrito Central (Honduras, 79), Torreón (México, 87), Fortaleza (Brasil, 72), Guatemala (68), Joao Pessoa (Brasil, 66) y Barquisimeto (Venezuela, 64).

El último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la violencia global arroja resultados similares. En 2012, el último año para el que hay datos fiables, la OMS sitúa 165.617 asesinatos en América Latina y el Caribe. Un 75% de esos homicidios fueron cometidos con armas de fuego, una cifra que alcanza el 90% en Venezuela y el 77% en El Salvador. El 30% de ellos estuvo relacionado con bandas.

La lista de los países más violentos la encabeza Honduras, con una tasa de 103,9, seguido por Venezuela (57,6), Jamaica (45,1), Belice (44,7) y El Salvador (43,9). Entre los más seguros está Chile (4,6), Cuba (5,1), Argentina (6,0) y Costa Rica (8,5).

Ello significa que con el 9% de la población mundial, la región registra más del 30% de los homicidios, con 28,5 homicidios por cada 100.000 habitantes, una cifra que cuadruplica la del resto del mundo y duplica la de África (11,2), la segunda región más violenta.

La tasa centroamericana es de 34 mientras que la suramericana es de 17.El 17% de los encuestados dice haber sido víctima de un crimen, una cifra constante desde 2004. El 40% confiesa tener miedo de transitar por ciertas zonas de sus ciudades.

En 1994 la seguridad era la principal preocupación del 5% de los ciudadanos (60,3%). Esa cifra pasó al 22,5% en 2004 y hoy es del 28%. Incluso en países tradicionalmente pacíficos como Costa Rica y Uruguay han aumentado los asaltos, una de las causas que explican la iniciativa para legalizar la marihuana del presidente uruguayo José Mujica.

Así, a la violencia política de la segunda mitad del siglo XX –30.000 desaparecidos en Argentina, el genocidio de 100.000 indígenas en Guatemala, los 80.000 muertos de la guerra civil en El Salvador, 200.000 caídos en el conflicto colombiano …– le ha seguido una oleada de violencia criminal que entre 2000 y 2010 dejó más de un millón de muertos.

¿Por qué la vida vale tan poco?

Los expertos no llegan a explicarse del todo el fenómeno, sobre todo porque los demás indicadores sociales y económicos muestran tendencias claramente positivas: el desempleo ha bajado y la expectativa de vida ya ha alcanzado los 74 años y sigue en aumento. Incluso la desigualdad, la más alta del mundo, ha disminuido gracias a la “década dorada” de crecimiento de los años 2000.

El problema es que la inseguridad y la delincuencia pueden ser tan graves como la pobreza por la desconfianza que genera hacia las instituciones. En casos extremos, fomenta la aparición de grupos paramilitares, patrullas de “vigilantes” y hasta la condescendencia con los linchamientos. De hecho, según el Latinobarómetro, el 55% de los encuestados son partidarios de políticas de mano dura para determinados delitos.

Es comprensible: sin seguridad, ni la economía ni la vida en comunidad pueden funcionar bien. En extensos territorios de varios países, los delincuentes le disputan al Estado los monopolios de la violencia, la justicia y hasta de la tributación, con la masiva extorsión practicada por las “maras” en algunos barrios populosos salvadoreños y hondureños.

Las evidencias indican que no existe una relación directa entre pobreza e inseguridad. Si así fuera, Nicaragua sería uno de los países más violentos del continente –cuando su tasa de homicidios está mas cerca de la de Costa Rica que la de Honduras– y las políticas sociales de la Venezuela chavista habrían mitigado la violencia delictiva.

Lo que sí existe es una relación directa entre violencia y ausencia del Estado. Cuando en un país los delincuentes se mueven abiertamente armados, interceptan vehículos en retenes, arrojan cadáveres en lugares públicos como una táctica de terror y extorsionan poblaciones enteras pese a que todo mundo sabe quiénes son, pero nadie los denuncia, todo ello revela que el Estado ha sido sustituido por organizaciones criminales.

Algunos analistas atribuyen el deterioro al debilitamiento de la familia. Los hogares monoparentales se han duplicado en los últimos 30 años. Las que tienen a una mujer como cabeza de familia son hoy el 26% en Argentina, 21% en Chile y 20% en México.

El crimen organizado es otra de las razones obvias. Sin el narcotráfico, ni el Chapo” Guzmán ni Pablo Escobar habrían llegado donde llegaron. Pero las drogas no son las únicas fuentes de origen de las fortunas mafiosas. Cuando en México o Colombia se desmantelan bandas de narcos, aumentan las extorsiones y los secuestros.

De hecho, muchos homicidios se cometen para que nadie dude que dejar de pagar una “vacuna” implica la muerte. Una vez que la población víctima está sometida al poder criminal, el número de homicidios cae, lo que equivale a una ‘pax mafiosa’.

Las mafias policiales

Según la consultora InSight Crime de Medellín, en la violencia latinoamericana inciden además la corrupción y debilidad de las fuerzas de seguridad, la falta de control sobre el espacio aéreo, fronteras porosas y la falta de controles migratorios y de lavado de dinero.

En casi todos los sondeos, la mitad de los encuestados declara su desconfianza hacia los cuerpos de seguridad. Bolivia, Venezuela, Perú, Haití y México son los países donde peor imagen tiene la policía y donde la sensación de impunidad está más extendida.

Según un estudio del economista Benjamin Olken de la Universidad de Harvard, mientras que en en EEUU el 56% de las víctimas de un delito lo denuncia a la policía, en América Latina esa cifra apenas supera el 23%.

No sorprende, por ello, que la industria de la seguridad privada, con casi cuatro millones de agentes, sea un negocio que crece a una tasa del 9% anual y que hoy mueva casi 30.000 millones de dólares anuales, una cifra mayor que el PIB de Paraguay.

Según el último informe de la ONU sobre seguridad en América Latina, en Brasil el número de guardias privados supera al los policías en una proporción de 4-1; en Guatemala de 5-1 y en Honduras de 7-1. La media mundial es de 2-1.

27 de marzo de 2012 EFE/ Antonio Lacerda

Los policías brasileños han matado en los últimos cinco años a unas 11.100 personas, más que los agentes en EEUU en 30 años.

En Honduras fueron calcinados 534 presos en tres incendios “accidentales” y en México policías participaron en la desaparición de 43 estudiantes en Iguala, lo que explica que una de las primeras medidas anunciadas por el presidente mexicano Enrique Peña Nieto en respuesta a esa atrocidad haya sido la disolución de los 1.300 cuerpos policiales municipales del país, los más infiltrados por el crimen organizado.

Según Joaquín Villalobos, ex dirigente de la insurgencia salvadoreña y hoy consultor en seguridad y resolución de conflictos, no es posible hacer frente a la actual violencia criminal sin transformar los cuerpos de seguridad y aumentar su pie de fuerza.

Nicaragua, señala, tiene una justicia tan mala como sus prisiones y, sin embargo, es un país seguro, lo que indica que la clave está en la policía y los valores cívicos.

En Monterrey (Nuevo León), por ejemplo, se instalaron cámaras urbanas, se organizaron sistemas de denuncia telefónica y se creó una base de inteligencia muy sofisticada, pero la actividad criminal siguió creciendo.

La situación solo mejoró cuando se desplegó un nuevo cuerpo policial, la llamada Fuerza Civil, que ha reducido la criminalidad en Nuevo León a los niveles que tenía antes de la guerra contra los narcos lanzada por el ex presidente Felipe Calderón.

En el que ha sido hasta ahora el proyecto más exitoso de control de la violencia en México, las autoridades del estado trabajaron codo a codo con grandes empresas que tienen su sede en Nuevo León –entre ellas Cemex yFemsa– y el Instituto Tecnológico de Monterrey– para diseñar la Fuerza Civil, ofreciendo a sus agentes mejores salarios y condiciones de trabajo.

Los ex policías fueron descartados como posibles postulantes. Aunque los costes de la creación del cuerpo han sido elevados, mucho más caro habría sido no crearla.

Colombia es un ejemplo ilustrativo del éxito que conlleva una mayor eficacia policial. En 2002 Colombia invirtió en seguridad y defensa el equivalente a 5,38% de su PIB, en 2004 el 6,02% y en 2014 el 3,4%. La media regional es del 1%.

El resultado está a la vista: la tasa de crecimiento pasó de 1,7% en 2001 al 6,9% en 2007, 6,6% en 2011 y 4,3% en 2013. En 2007 Colombia recibió 600.000 turistas y hoy recibe casi cuatro millones.

Como subraya Villalobos, la seguridad no es gasto, sino inversión que garantiza el crecimiento y el reconocimiento social de los ciudadanos.

Fuente: www.infolatam.com

HEADSHOT WIN! CARABINERO MATA A DELINCUENTE

Subido por matias inostrozao








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.437 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: