Chile: Primer Ministro, Congreso unicameral y avanzar hacia el federalismo para terminar con el centralismo

15 08 2013

12082013-2Marco Enríquez-Ominami

Escrito por Carlos Yañez

Marco lanzó libro sobre reformas políticas: “El sistema presidencial chileno es bastante único; proponemos distribuir el poder”

Artistas, asesores programáticos, dirigentes del Partido Progresista y el Partido Liberal, militantes y adherentes llegaron hoy al lanzamiento del libro “El problema es no es la economía, es el poder”, escrito por el candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami junto a Rafael Gumucio Rivas.

La publicación, que fue presentada por Patricio Navia y comentada por el asesor en temas laborales Raúl Requena, propone una serie de cambios al actual sistema presidencial, entre ellos una nueva Constitución por medio de una Asamblea Constituyente, la elección directa de intendentes, un sistema semifederal, plebiscitos revocatorios, un congreso unicameral y la figura de un Primer Ministro, entre otros.

Enríquez-Ominami relató cómo se gestó el libro: “Juntos comenzamos a escribir este libro en 2010 a partir de la experiencia vivida en 2009. Esto de criticar la Presidencia no significa que seamos antidemocráticos, sino que simplemente –como está pensada en Chile– la Presidencia es un infantilismo. Debe distribuirse el poder, en la figura del Primer Ministro, con un Parlamento poderoso y regiones con autonomías reguladas”, explicó.

El candidato agregó: “El sistema presidencial chileno es bastante único en América del Sur. No elige intendentes; Uruguay y Perú –que son países no federales– sí eligen sus intendentes. Lo de Chile es impropio, inaceptable, y es propio de la paranoia de Diego Portales”.

“Este libro ayuda a darle más luminosidad a nuestro programa de gobierno, que es la rebeldía frente a esta idea de la gestión. No es accidente que tengamos a un Presidente economista, no es accidente que lo que más le interesa a la prensa es la discusión económica, y no hay un sólo programa que hable de la Constitución Política de Chile.

En 24 años nunca he visto un reportaje de esto en televisión que explique el alcance de la Constitución, sólo programas sobre las góndolas de los supermercados, sobre la lógica del consumo, sobre la trampa a los consumidores y ninguno sobre la lógica del ciudadano que también es víctima de la colusión; no sólo de las farmacias, sino que de Matthei y Bachelet”, agregó.

“Este libro lo escribimos sin miedo, sin censuras, ni coartar la libertad. Nuestras contendoras hablan con miedo, pánico para expresarse respecto a sus partidos. He terminado convencido que lo que Matthei y Bachelet tienen es síndrome de Estocolmo, el síndrome cuando te enamoras de tus secuestradores. Ellas saben que en sus casas abusan, mandan Escalona a Concepción y da lo mismo mientras resulte”, señaló.

“Aspiro a Presidente de Chile porque estoy convencido de que hay que distribuir poder. Este es un compromiso a través de un libro que deja por escrito que si somos Gobierno distribuiremos poder desde el inicio. Los primeros dos proyectos que ingresarán al Congreso serán una reforma constitucional que amplíe el plebiscito al Presidente y la elección de intendentes. Esto queda escrito como compromiso a través de un libro”, enfatizó.

Consultado sobre la propiedad de la marca Nueva Mayoría, el presidenciable respondió: “Nuestra diferencia fundamental con la Concertación y sus partidos es su lógica y no su nombre. El comando y el partido están en su derecho de explorar los caminos que crean adecuados, pero no creo que sea la pelea principal. Aun así, les tengo una buena noticia, en el registro de marca está disponible Nueva Pillería”.

Sobre el mismo punto Enríquez-Ominami agregó: “Me hubiese gustado que la Concertación me copiara otra cosa, como las primarias senatoriales, pero ya pasó. Mi tema es la elección del 2013 y no quedarme pegado en si el nombre es mío o no”.

Respecto del despliegue de ministros en la campaña de la candidata Matthei, el presidenciable concluyó: “Yo competí en 2009 contra la Concertación y la derecha, competí con 17 ministros haciendo campaña, con la Presidenta haciendo campaña.

Hoy Sebastián Piñera hace lo mismo que él criticaba. Juzgue usted. Yo no le tengo miedo a la competencia; competiré con 30 ministros y con todo el poder económico y político. No tengo problemas, nos hemos preparado y los invito a hacer este cambio”.

Descargar el libro aquí.

http://www.marco2014.cl/index.php/noticias-de-marco/655-marco-lanzo-libro-sobre-reformas-politicas-el-sistema-presidencial-chileno-es-bastante-unico-proponemos-distribuir-el-poder





Destacan creación de 837 mil empleos durante gobierno de Piñera

15 08 2013

????????Sebastián Piñera

El ministro chileno de Hacienda, Felipe Larraín, destacó hoy la creación de 837 mil puestos de trabajo durante el gobierno del presidente Sebastián Piñera, al comentar una baja significativa en el desempleo registrado en la capital Santiago, que se ubicó en 6,2 por ciento.

El ministro chileno de Hacienda, Felipe Larraín, destacó hoy la creación de 837 mil puestos de trabajo durante el gobierno del presidente Sebastián Piñera, al comentar una baja significativa en el desempleo registrado en la capital Santiago, que se ubicó en 6,2 por ciento.

El funcionario recordó que propusieron crear un millón de empleos para el período 2010-2014, de tal manera que con los 837 mil empleos que se han creado durante lo que va de este gobierno ya se ha cumplido con la meta de 200 mil empleos por año.

El jefe de las finanzas públicas expresó su deseo de que se pudiera seguir con este ritmo de crear un millón de empleos, “pero eso excede el período en el cual finaliza esta administración”, dijo en referencia al término del mandato presidencial de Piñera, en marzo de 2014.

La Facultad de Economía de la Universidad de Chile informó hoy que el desempleo en la capital chilena descendió medio punto porcentual en junio pasado, respecto a marzo.

“El 6,2 por ciento es una tasa de desempleo muy baja, es la menor en mucho tiempo y lo único que esperaría es que podamos seguir creando empleos, porque hay que darle trabajo a la gente que va entrando al mercado laboral y a los que hoy día no lo tienen. Eso depende de que ésta economía siga creciendo y desarrollándose”, agregó Larraín.

Las autoridades chilenas han destacado que el país tiene cifras que suponen un “pleno empleo”, aunque han advertido que las condiciones económicas han variado ligeramente al 2013, al confirmarse un periodo de desaceleración económica.

http://spanish.peopledaily.com.cn/31620/8339021.html





“Luksic, Angelini, Matte, Paulmann y Piñera: cada uno de ellos gana lo mismo que un millón de chilenos”

22 06 2013

chile-pobreza

Por : Marcela Ramos y Juan Andrés Guzmán en Actualidad y Entrevistas

La gran novedad del último informe de la OCDE es que por primera vez incluyó duras críticas al sistema tributario chileno. Sus economistas remarcaron los mecanismos que favorecen a las elites y detallaron prácticas, como la creación de sociedades de inversión, para eludir el pago de impuestos. En esta entrevista los académicos López y Figueroa, ahondan en los hallazgos de la OCDE y plantean el mínimo de la reforma urgente: eliminar el FUT, el fondo donde las empresas registran utilidades que supuestamente van a invertir pero que, en muchos casos no invierten sino que retiran sin pagar impuestos. Con el FUT, dicen López y Figueroa, el financiamiento de una educación pública está resuelto.

La esencia del sistema tributario no va cambiar. Eso dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, cuando le consultaron sobre la reforma que estaba imaginando el gobierno. Más que cambio, Larraín prefiere usar “perfeccionamiento tributario”.

Pero el viento sopla justo en la dirección contraria. El último reporte de la OCDE sobre la economía chilena, difundido esta semana, dedicó varias páginas a la política tributaria nacional. La miró de arriba abajo y la reprobó entera, entrando en la esencia del sistema. Por ejemplo, el Fondo de Utilidades Tributarias (FUT), donde hay miles de millones de dólares acumulados sobre los cuales los empresarios no han pagado impuestos. O las exenciones que benefician a las elites y cuyo último ejemplo quedó registrado en la noticia, publicada por El Mostrador, de que Eliodoro Matte, uno de los empresarios más ricos de Chile, pagó cero pesos en impuestos por la millonaria venta de un terreno en La Dehesa y cuya historia publicó CIPER.

“La inequidad en Chile es alta y el sistema tributario hace poco por reducirla”“Hay mucho espacio para la elusión tributaria en Chile, lo que también facilita la evasión”. Esas son algunas de las sentencias de la OCDE, cuyo informe está escrito con la frialdad técnica que caracteriza a los organismos internacionales.

Ramón López, profesor de la Universidad de Maryland, fue uno de los académicos entrevistados por los investigadores de la OCDE. De hecho, uno de sus papers,“Fiscal policy in Chile: Promoting Faustian Growth”, constituyó el eje del capítulo tributario del informe del organismo. Según López, quien ha trabajado en conjunto con el profesor de la Universidad de Chile Eugenio Figueroa, la política tributaria nacional es el gran factor que explica la profunda desigualdad que hoy caracteriza a Chile y la preeminencia de industrias extractivas, como las mineras, las pesqueras o las celulosas, por sobre otro tipo de inversiones.

”El 90% de la evasión tributaria en Chile es del 5% más rico de la población”

Los profesores López y Figueroa publicaron la semana pasada en CIPER dos columnas donde abordaron las características y las consecuencias de la estructura tributaria chilena (”Cómo recuperar la enorme cantidad de dinero en impuestos que los más ricos no pagan” y ”Cómo hacer que los ricos paguen más impuestos y la señora Juanita mucho menos”). En esta entrevista, analizan el informe de la OCDE y llaman la atención sobre la necesidad de llevar adelante cambios de fondo al sistema impositivo. “El resto es cosmética”, dicen.

-Nunca la OCDE había analizado de manera tan crítica la política tributaria chilena, ¿por qué lo hace ahora? 
López: Significa que se han superado los mitos; que incluso economistas bastante conservadores, como los de la OCDE, han llegado a entender que el problema de la concentración de la riqueza en Chile es tremendo, mucho peor de lo que las estadísticas indican, y que la única forma de atacarlo es a través del sistema impositivo. Es absolutamente necesario cambiar la estructura tributaria en Chile.

-El ministro Felipe Larraín no habla de cambios ni reformas tributarias sino de algo más leve: “perfeccionamiento tributario…”
López: Definitivamente la cosmética no va a servir aquí. Eso no lleva a ningún lado.

-¿Cuáles son los cambios mínimos? 
López: Si no se toca el FUT (Fondo de Utilidades Tributarias), cualquier cambio va a tener un efecto muy pequeño.

-Por favor, expliquen lo más didácticamente posible qué es el FUT. 
Figueroa: La ley establece que las empresas tienen que pagar por sus ganancias un impuesto que tiene dos niveles. El primero es el “impuesto de primera categoría”, y ahí se paga 20%. Luego, los dueños de esa empresa deben pagar el “impuesto global complementario”, que es hasta un 40%, dependiendo de los ingresos de la persona. Pero la ley dice que este último impuesto usted lo tiene que pagar cuando retire las utilidades. Entonces, qué hacen las personas para eludir ese pago: no retiran las utilidades. Así, éstas se van acumulando y acumulando. Ese es el FUT.

López: La idea era que las empresas usaran esas utilidades acumuladas en el FUT para invertirlas. Sin embargo, las empresas han desarrollado un abanico de estrategias para simular que invierten ese dinero, aunque es sabido que en muchos casos lo retiran. Este hecho es tal vez el factor más importante detrás de la masiva elusión del impuesto a la renta.

Figueroa: Los cálculos actuales indican que en el FUT hay cerca de U$ 200 mil millones en utilidades “no distribuidas” sobre las cuales no se ha pagado impuesto. Eso implica entre U$20 y US$30 mil millones de impuestos que nunca se han entregado al Fisco y que podrían invertirse, por ejemplo, en mejorar la educación de la población.

-El ministro Felipe Larraín señaló que no iba a tocar el FUT. 
López: El FUT es la madre de casi todas las elusiones tributarias, es el mecanismo fundamental. Chile tiene un tratamiento ejemplar en términos de evasión tributaria del IVA y ha logrado que sea una de las más bajas del mundo. Sin embargo, la evasión tributaria del impuesto a la renta es similar a la de El Salvador, y eso tiene que ver directamente con el FUT. Para que se haga una idea, en Chile la tasa de evasión en el IVA es de 10%, versus una tasa de evasión de los impuestos a la renta de alrededor de 50%. Ese nivel de evasión es muchísimo más alto que en la mayoría de los países del mundo.

“La Concertación cometió errores tremendos en materia tributaria”

-¿Quiénes realizan principalmente esa evasión? 
López: El 90% de la evasión la realiza el 5% más rico de la población. Esto es muy llamativo, porque el Servicio de Impuestos Internos (SII) se considera una institución muy eficiente. Sin embargo, parece que dedica una gran parte de sus recursos a controlar a los pequeños y a los medianos, pero no a los grandes. Teóricamente, como tenemos un país tan concentrado, debiese ser más fácil controlar a los grandes. Por eso yo pienso que el SII tiene miedo. Los auditores tienen miedo de meterse en algunas cosas.

LAS “CHAUCHAS” DEL GRUPO LUKSIC

-Una de las ideas centrales de sus investigaciones es que en Chile el sistema tributario ha permitido a unos pocos apropiarse de las “rentas económicas” en sectores como la minería, la pesca y también los bancos ¿Qué son las “rentas económicas”?
López: Son las riquezas generadas por distintos agentes económicos y de las que se apropian individuos o empresas porque tienen privilegios especiales, muchos de ellos otorgados por el Estado. En el caso del cobre, la renta económica es el valor del recurso cobre que se extrae y que ha ido a parar a las utilidades de las empresas mineras. Esa riqueza es de todos los chilenos, pero las empresas se la llevan sin ninguna retribución.

Figueroa: En Australia, por ejemplo, todas las empresas mineras pagan un impuesto de 28%, pero además les quitan un 50% de sus beneficios. Aquí nuestro royalty es del 5%.

-¿Chile cobra pocos tributos a las mineras? 
López: Hay dos asuntos que considerar en ese tema. Primero, en los últimos cinco años las empresas privadas del cobre han tenido tremendas ganancias. Hablamos de tasas de retorno después de impuestos altísimas, más de 50% anual sobre su capital, o sea en dos años pueden recuperar el capital inicial. En segundo lugar, está la comparación internacional. En Australia, las mineras tienen un tratamiento muchísimo más drástico desde el punto de vista impositivo, igual que en otros países de América Latina. A eso hay que agregar un hecho muy relevante: si bien las reservas de cobre en Chile son bastante grandes, algunos hablan de 35 años, otros de 70, el problema no es tanto el volumen de reservas sino que los precios. Es muy factible que esta bonanza del cobre de los últimos años termine. Entonces, lo que está haciendo Chile es perderse una gran oportunidad de formar un capital de largo plazo. Ese capital se deja ir a través de las compañías extranjeras.

-En sus investigaciones ustedes plantean que no solo las empresas mineras obtienen rentas económicas, sino también la banca, las AFP. ¿Cómo se produce la renta en esos sectores? En el caso de los bancos, ¿dónde está “el cobre” del que se apropian? 
López: Está en el poder monopólico que les ha asignado el Estado. Cuando tienes sectores como los bancos, las AFP, que están protegidos, donde no hay competencia, en el fondo les permites coludirse. Y se coluden. Ahí están los pollos o las farmacias. Es un sistema de monopolios generalizado. Y ellos, ¿a quiénes explotan? ¿De dónde sacan sus ingresos?: se los roban a los consumidores. Porque el consumidor paga más por algo peor. Cuando tienes un sistema impositivo tan leve, los incentivos para hacer esas manipulaciones son muy altos, y eso hace que todo el mundo esté buscando rentas en este país.

-Ustedes llegan a concluir que un tercio del PIB corresponde a rentas económicas…
López: El promedio del PIB es alrededor de 150 mil millones de dólares. De ese monto, 50 mil millones de dólares son ingresos de los cuales alguien se ha apropiado, sin pertenecerles, a través de medios legales o ilegales. Ahí se incluyen empresas pesqueras, celulosas, mineras, bancos, farmacias. Los economistas tradicionales te hacen creer que los ingresos son la productividad marginal del capital y del trabajo; nos dicen que estos empresarios son fantásticos porque encuentran formas de invertir muy productivas que nosotros, el resto, como somos tontos, no descubrimos. Por eso “se justifica” que los retornos de una hora de trabajo de ellos equivalgan a un millón de horas de un tipo normal. Nos dicen que eso está bien, que hay que promover a este tipo de empresarios y no ponerles impuestos, porque sino ellos nos van a privar de su inteligencia. Eso es falaz.

-Son las rentas entonces las que explican la gran concentración del ingreso y por ende la desigualdad que hay en Chile. 
López: Sí, ahí está la explicación. Y hay que remarcar que la concentración de riqueza que hay en Chile es muchísimo peor de lo que dice la encuesta Casen. En esa encuesta los más ricos no están representados. De acuerdo a nuestros estudios, los cinco hombres más ricos de Chile, que están en la Forbes, acumulan ingresos equivalentes a cinco ó seis millones de chilenos. Estamos hablando de Luksic, Angelini, Matte, Paulmann y Piñera. Cada uno de ellos gana lo mismo que un millón de chilenos.

-Entonces, cuando vemos en la Teletón que los Luksic donan mil millones de pesos, ¿qué están donando? 
López: Las chauchas, eso es lo que ganan en una hora.

DESIGUALDAD

-Considerando lo que arrojan sus investigaciones, ¿la desigualdad en Chile ha sido siempre la misma, o los niveles actuales son los peores de la historia? 
López: Es difícil saberlo, porque los datos sobre desigualdad previos a los ‘60 son insuficientes, pero ciertamente estamos en el peor momento desde la dictadura. Además, durante los gobiernos de la Concertación se cometieron errores tremendos que promovieron esa situación. Primero, un error por omisión fue haber dejado que pequeños grupos económicos y empresas internacionales se apropiaran de enormes rentas. Pero también se cometieron errores por acción. Por ejemplo, se eliminó el impuesto a las ganancias de capital, lo que es una aberración increíble. Y eso se hace el año 2001, en el gobierno del Presidente Lagos. Otro error central fue la creencia de que no había un potencial redistributivo a través de los impuestos, es decir, que para mejorar la equidad el camino no era aumentar los impuestos de los más ricos.

-Eso fue un dogma para la Concertación. 
López: Claro, y ese dogma viene de un paper que publicó Eduardo Engel (“Reforma Tributaria y Distribución del Ingreso en Chile”, 1998), al que le dieron mucho bombo, pero se demostró que estaba equivocado. Otro error fue la forma en que se entendió el IVA. El IVA, se sabe, es un impuesto totalmente regresivo porque afecta más el ingreso de los pobres y de la clase media que de las clases altas. Pero además, el IVA tiene exenciones, y casi todas ellas favorecen a los grupos de altos ingresos. Ese fue uno de los grandes errores de la Concertación: haber “comprado” que era buena idea tener un IVA de esta magnitud, porque era la manera de permitir un ingreso fiscal mínimo sin necesidad de gravar a las elites. Esta idea viene del Fondo Monetario Internacional (FMI) y aunque se ha aplicado en muchos países, en ninguno se llegó al extremo que en Chile, donde tenemos uno de los IVA más altos del mundo. Finalmente está el efecto indirecto de estas políticas tributarias que, en la práctica, favorecen negocios en sectores muy intensivos en capital y recursos naturales.

-¿Qué opinan de la propuesta del ex ministro de Hacienda y actual candidato Andrés Velasco, quien dice que para combatir la desigualdad se necesita más empleo? 
Figueroa: Con la misma estructura tributaria vamos a seguir produciendo el mismo tipo de empleo precario, es tan sencillo como eso.

López: Me parece que aparte de ese tema hay algo mucho peor en la propuesta de Velasco, pues él plantea generar esos empleos a través de subsidios. ¿Y a quién se va a subsidiar? A estas mismas grandes empresas. Entonces, ahora no solamente vamos a tener una política tributaria tremendamente sesgada a favor de estos grupos de altísimo poder económico y político, sino que además les vamos a meter subsidio para que generen más empleo. Esos son empleos de pésima calidad. Entonces, ¿qué efectos van a tener sobre la distribución de ingresos? Al contrario. Es una cosa repugnante.

INVERSIONES CHATARRA

-Una de las ideas centrales que ustedes plantearon en sus columnas es que el sistema tributario ha incentivado un tipo de desarrollo nefasto para Chile, muy concentrado en la industria primaria. 
López: Lo que pasa es que cuando tienes un sistema que permite utilizar los recursos en forma gratuita a un pequeño sector de la población, las elites, eso se transforma en un incentivo muy grande y hace que asfixie otro tipo de actividades porque las ganancias son muy grandes. En los últimos cinco años, las empresas privadas del cobre han tenido ganancias del 80% anual de su capital. Cuando las tasas de ganancias son tan espectaculares, y se gravan de una forma tan leve, el capital se orienta a ese tipo de actividades en vez de tecnología, por ejemplo. Y además de regalarles los recursos naturales, también les regalamos el medio ambiente. Entonces, indirectamente, el sistema tributario favorece que no se instale aquí una industria tecnológica y estimula en cambio la extracción de minerales.

“La concentración de riqueza que hay en Chile es muchísimo peor de lo que dice la encuesta Casen”

-¿Cómo las favorece? 
López: Permitiéndoles a las mineras, entre otras cosas, no pagar por importantes insumos, como es el medio ambiente y los recursos naturales. Estas empresas son muy intensivas en esos recursos y si no pagan por esos insumos, su rentabilidad crece. Por otro lado, las otras industrias que no se han desarrollado todavía, tienen que pagar por todos los insumos que utilizan. Esa es la diferencia. El sistema tributario, por los incentivos que posee, artificialmente hace que sean más rentables las mineras, las salmoneras, y ellas se llevan el mejor capital humano. Y eso hace que disminuya la capacidad de creación de conocimiento en otras industrias.

-O sea, el empuje que tiene la industria minera se produce básicamente porque no se le cobra lo que debería cobrársele por los recursos naturales, el medio ambiente…
López: Exactamente. Tú dejas que una industria tenga una rentabilidad después de impuestos de 60 por ciento.

-Ahora las mineras argumentan en su defensa que esa rentabilidad recién la están teniendo actualmente, después de años de inversión. 
López: Pero esas cifras son un promedio de los últimos cinco años.

Figueroa: Nadie está diciendo que les cobremos todos los años la misma renta. La renta varía de acuerdo al precio del mineral. Si el mineral sube, hay más renta, y por lo tanto se le quita más renta. Si el precio del mineral baja, baja la renta y se le quita menos renta.

-Nivelando de esa manera la industria, obteniendo las rentas que corresponde, ¿se abren espacios para la existencia de otras industrias? 
López: hay dos cosas. En el corto plazo, les disminuyes la rentabilidad, haces menos atractivo invertir en esos sectores y por lo tanto hay disponibilidad de capital humano y capital físico para invertir en sectores tecnológicos y otros que nos permitirán salir del subdesarrollo. Porque en base a la minería no vamos a salir del subdesarrollo. Esa es una cosa. Pero en el largo plazo, este tipo de gravámenes pueden generar enormes recursos. Si graváramos a la industria privada del cobre de la misma manera que se grava a Codelco, podríamos duplicar los ingresos tributarios y eso le permitiría al Estado invertir en lo más escaso: educación y salud.

-Las últimas cifras del Comité de Inversión Extranjera dicen que ha aumentado la inversión que llega a Chile, pero que la mayoría tiene que ver con el sector primario, básicamente minería. 
López: Ese es el problema, que están todos los incentivos dirigidos a promover inversión en capital físico, aunque sea inversión chatarra.

-¿Por qué chatarra? 
López: Porque son proyectos que no son rentables para el inversionista, pero que se realizan porque la estructura tributaria los incentiva y los vuelve rentables. El impuesto te baja el costo de oportunidad del capital y por eso vuelven rentables los proyectos chatarra.

Figueroa: En otras palabras, la rentabilidad propia del proyecto no justifica hacerlo.

-¿Pero no puede ser que esa sea una política de incentivo a la inversión? 
López: Pero es una pésima política porque te quedas con los peores proyectos. Si otro país tiene una tasa de 40%, ese país se queda con los mejores proyectos y tú te quedas con las porquerías. Esto tiene un efecto negativo sobre el ingreso nacional. Estos proyectos rentan un 8% pero el costo para el país es de 10%. Pierdes plata a nivel de país. Ese proyecto entonces no debiese hacerse. Sin embargo, el sistema impositivo dual que tenemos hace que ese proyecto se haga rentable, y se quede en el país. Ese es otro problema entonces de nuestro sistema tributario: fomenta proyectos chatarra.

http://ciperchile.cl/2012/01/23/%E2%80%9Cluksic-angelini-matte-paullman-y-pinera-cada-uno-de-ellos-gana-lo-mismo-que-un-millon-de-chilenos%E2%80%9D/





Piñera aplaude tratado que restringirá la libertad en internet

19 06 2013

pini

En su cuarta y última cuenta pública en la ciudad de Valparaíso, el presidente Sebastián Piñera anunció la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP), un tratado internacional que ha sido discutido en secreto por los últimos tres años y que amenaza con restringir la libertad en internet.

El acuerdo, que reúne a países del Asia Pacífico como México, Perú, Chile y Estados Unidos, permitirá que las grandes corporaciones tengan mayor flexibilidad para operar, pudiendo apelar ante las naciones por los costos que imponen sus regulaciones sanitarias y medioambientales.

Según explica el economista Paul Craig Roberts, un apartado del tratado dará pie para que las corporaciones puedan evadir las cortes y leyes nacionales a través de un “tribunal privado” que podrán utilizar “para demandar a los gobiernos”.

Hace unos días, el ex negociador jefe de Chile para el TPP, Rodrigo Contreras, pidió a los países latinoamericanos involucrados “una posición negociadora firme ante las pretensiones y presiones de los países más ricos en el TPP y sus empresas”.

En una columna publicada por la revista Caretas de Perú, Contreras expresó su preocupación por un polémico capítulo de la negociación que podría restringir la libertad en internet. “Debemos evitar límites al acceso al conocimiento disponible en Internet y no exacerbar la protección de la propiedad intelectual en el descargo de contenidos en línea”, escribió el chileno.

La ONG Derechos Digitales ya encabeza la campaña #NoTPP, la cual sostiene que el acuerdo “pretende imponer normas sobre derechos de autor muy similares a los muy criticados proyectos SOPA y PIPA”, desechados en Estados Unidos. El director ejecutivo del organismo, Claudio Ruiz, señaló que “las disposiciones de TPP respecto de Internet son regresivas y ponen en tela de juicio todos los esfuerzos regulatorios chilenos de los últimos años”.

“Si se firma el TPP se podrán bajar o bloquear contenidos de Internet SIN orden judicial previa, tal como exige hoy la Ley de Propiedad Intelectual de nuestro país”, advierte Derechos Digitales.

Sebastián Piñera calls for a New International Order (March 21st, 2011)

Subido por Verdad Ahora

Entre cuatro paredes

En noviembre de 2012, el presidente Barack Obama llamó al presidente Piñera para discutir las formas de avanzar en la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP).

Más tarde, la Casa Blanca explicaría en un comunicado que los mandatarios “discutieron oportunidades de fortalecer la economía global mediante la creación de empleos y la expansión del comercio, incluyendo el trabajar juntos de forma expedita sobre un Acuerdo de Asociación Transpacífica”.

El acuerdo entre ambas partes ya había sido aplaudido en marzo de 2011, cuando Obama visitó La Moneda para afianzar sus relaciones con Chile. En tal oportunidad, Piñera pidió a Colombia y Panamá incorporarse al TPP. Para defender su alianza comercial con Estados Unidos, el presidente mencionó la existencia de “grandes problemas de las sociedades modernas, que no se pueden enfrentar en forma unilateral”.

“Esto va a requerir un nuevo orden internacional, que reemplace al que nació después de la Segunda Guerra Mundial en Bretton Woods y que sea un orden mundial adecuado a las necesidades y desafíos del siglo XXI”, afirmó Piñera en la conferencia de prensa. Sebastián Piñera pide un “nuevo orden internacional”

Meses después, en septiembre del mismo año, Piñera daría un discurso ante el Council of Foreign Relations (CFR) de Nueva York para reafirmar sus intenciones de abrir la economía chilena a la depredación de las empresas multinacionales.

Sobre la firma del TPP, el jefe de Estado señaló que el tratado “no es bueno para todos dentro de cada país, pero es bueno para el país como un todo. Y por ello debemos estar conscientes de que no podemos permitir que un grupo de intereses especiales detenga el proceso de abrir la economía”.

El CFR se define como “una organización independiente y apartidista” y ha sido considerado uno de los think-tanks más influyentes de la política exterior. Su presidente honorario es el banquero David Rockefeller.

En Chile, el CFR opera a través del Consejo Chileno de Relaciones Internationales (CCRI), que se reúne periódicamente en secreto con el ministro de Relaciones Exteriores de turno. Uno de sus directores es el empresario Sven Von Appen, quien causó polémica la semana pasada al decir que los chilenos necesitaban una crisis para reconocer los supuestos avances económicos de Piñera.

A Conversation with Sebastian Pinera

Subido por cfr

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article53264





Premio Nobel de Economía: Gracias a Dios EE.UU. no adoptó el sistema chileno de pensiones

17 06 2013

Krugman-prayingPaul Krugman

  • Paul Krugman criticó el modelo desarrollado por José Piñera en plena dictadura.
  • Indicó que la decisión de los estadounidenses permitió que no cayera en una Gran Depresión.

El estadounidensePaul Krugman, Premio Nobel de Economía en 2008, afirmó en Santiago que EE.UU. no sufrió consecuencias más devastadoras en la crisis financiera por no adoptar el modelo chileno de fondos privados de pensiones.

“En 2005 estaba de moda adoptar el sistema chileno de pensiones. Gracias a Dios seguimos teniendo un modelo estatal de pensiones”, sostuvo el economista, mientras elogiaba el aumento del gasto fiscal por parte de los gobiernos, que en diversos países contribuyó a amortizar el golpe de la crisis.

“Con esto evitamos un Gran Depresión, evitamos el colapso, pero esta no es toda la historia, evitar el colapso es solo parte del objetivo, ya que queremos restablecer el equilibrio”, aseguró el economista, al advertir que aún existen riesgos de una recaída, los cuales se pueden aminorar si se mantienen los estímulos fiscales.

Krugman destacó que América Latina sorteó la crisis “mejor que el resto del mundo” y que particularmente América del Sur, “ha sido tocada, pero no tanto como otros países”. Los países de la región “están en una posición sólida, especialmente Chile”, destacó.

El sistema de pensiones, basado en la capitalización individual de las aportaciones que los trabajadores hacen a un Fondo de Administración privado fue creado a comienzos de los años ’80 por José Piñera, ministro de la dictadura de Augusto Pinochet y hermano del candidato presidencial Sebastián Piñera.

http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/sistema-previsional/afp/premio-nobel-de-economia-gracias-a-dios-ee-uu-no-adopto-el-sistema-chileno-de-pensiones/2009-10-28/144954.html





¿Hasta dónde puede reclamarse lo perdido en una guerra?

6 05 2013

591270Sebastián Piñera y Evo Morales continúan con polémica marítima.(AP)

Bolivia enviará a un ex presidente a La Haya para iniciar el reclamo ante Chile por la salida al mar que perdió en la Guerra del Pacífico

El gobierno de Bolivia anunció que en los próximos días presentará una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Holanda, para recuperar parte del territorio que perdió a manos de Chile en la Guerra del Pacífico (1979-1883).

Y este miércoles el presidente de Bolivia, Evo Morales, designó al ex mandatario boliviano Eduardo Rodríguez Veltzé como el representante que presentará la demanda contra Chile ante la CIJ.

Bolivia se quedó sin unos 120.000 kilómetros cuadrados de superficie y 400 kilómetros de costa en ese conflicto y, como consecuencia, hace 130 años que no tiene una salida al mar.

Si bien sucesivos gobiernos bolivianos reclamaron a Chile que restituya al país su salida soberana al Océano Pacífico Santiago se ha negado, afirmando que Bolivia aceptó la pérdida de esas tierras en el Tratado de Paz que ambos firmaron en 1904.

Las diferencias por este tema llevaron a que en 1978 los vecinos sudamericanos rompieran relaciones diplomáticas.

Para Morales, el Tratado de Paz no tiene legitimidad. Por eso, el pasado 23 de marzo, al conmemorarse en Bolivia el Día del Mar, anunció que el país denunciará a Chile ante La Haya, luego de dar por cerradas las negociaciones sobre el tema con el gobierno de Sebastián Piñera.

Pero, ¿hasta dónde puede un país reclamar territorio que perdió en una guerra? Y ¿cuándo es ese terreno considerado legítimamente parte del país que lo ganó?

¿Existe un consenso al respecto? BBC Mundo se lo consultó a diversos expertos regionales, quienes analizaron otros casos de disputas territoriales en América Latina.

TRATADOS
“La mayoría de los países del mundo se formaron a base de conquistas pero hoy en día no es aceptado quitarle a otro tierras por la vía armada”, señaló David Mares, profesor de ciencias políticas de la Universidad de California, San Diego.

“Si bien no hubo un acuerdo sobre cuándo un territorio conquistado era considerado legítimamente parte del país que lo ganó la comunidad de naciones decidió no reevaluar los tratados firmados por vencedores y vencidos”, afirmó.

Por su parte, el experto en asuntos militares Rosendo Fraga, Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría en Argentina, dijo que no existe un consenso sobre este tema.

“Como vemos hoy en el mundo, hay reclamos que llevan siglos”, apuntó, mencionando los casos de los separatistas escoceses, catalanes e irlandeses, como algunos de los ejemplos más conocidos.

Por su parte, Arturo Sotomayor, experto en América Latina de la Escuela de Posgrado Naval de Estados Unidos, dijo que si bien es cierto que en muchos casos se considera que un tratado define el asunto territorial, son cada vez más los países que cuestionan la legitimidad de estos acuerdos.

En ese sentido, resaltó que América Latina es la región del mundo que ha llevado más disputas territoriales ante la Corte Internacional de La Haya.

En el fallo más reciente, a fines de 2012 la CIJ favoreció a Nicaragua que cuestionaba un tratado de delimitación marítima que había firmado con Colombia, decisión que causó mucha controversia en aquel país.

OTRAS DEMANDAS
Al igual que el caso de Nicaragua-Colombia, la mayoría de las disputas territoriales que se llevaron ante la CIJ tienen que ver con desacuerdos sobre el trazado limítrofe entre los países.

Muchos de esos desacuerdos vienen de la época colonial pero en varias instancias llevaron a conflictos armados.

Tal es el caso de la llamada “Guerra del fútbol” que enfrentó en 1969 Honduras y El Salvador por un territorio que el primero le reclamaba al segundo.

En 2002, la CIJ ratificó un fallo que había pronunciado en 1992, en el que determinó que Honduras debía recuperar dos tercios del terreno reclamado, sentencia que aún no se ha cumplido.

Según Sotomayor, los desacuerdos limítrofes que se dieron en Centroamérica desde su separación de México hicieron que esa región fuera la más explosiva en términos de conflictos fronterizos, y varios de esos desacuerdos llegaron hasta la CIJ.

También la zona del Amazonas ha sido centro de disputas, con varios vecinos sudamericanos reclamando porciones.

Quizás el diferendo amazónico que más escaló fue el que enfrentó a Perú y Ecuador, que en tres ocasiones (la más reciente en 1995) se enfrentaron militarmente. Tras una mediación internacional los países resolvieron su disputa.

Pero según los expertos, el caso de Bolivia es diferente a los demás mencionados porque allí el reclamo territorial no surgió a partir de desacuerdos sobre el trazado original de fronteras, sino como consecuencia de perder una guerra.

LA TRIPLE ALIANZA
En ese sentido, el caso más parecido al de Bolivia es el de Paraguay, que debido a su derrota en la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870) perdió una gran porción de su territorio a manos de sus vecinos Brasil y Argentina.

Pero a diferencia de Bolivia, Paraguay no ha reclamado esa zona.

En tal sentido, los expertos consultados coincidieron en que si Bolivia lograra un fallo favorable sentaría un precedente importante para este y otros países que perdieron territorios en guerras.

Entre tanto, los analistas creen que Bolivia estará esperando con ansias el fallo que se espera en los próximos meses de la CIJ en relación a la demanda limítrofe que Perú entabló contra Chile en 2008.

Muchos creen que una postura favorable a Lima podría aumentar las posibilidades de Bolivia en su enfrentamiento con Santiago, pero otros advierten que los casos no son comparables.

Es que si bien ambos países pelearon la Guerra del Pacífico contra Chile y ambos perdieron parte de su territorio a manos chilenas, Perú no reclama una devolución de lo perdido sino que demanda por una cuestión separada de límites marítimos.

http://elcomercio.pe/actualidad/1559140/noticia-caso-bolivia-chile-hasta-donde-puede-reclamarse-lo-perdido-guerra





INDAP pagó 493 millones de pesos en máquinas que no funcionaban a empresa relacionada con su director

10 04 2013

piñera

VÍA EL DINAMO.CL

En enero pasado, un grupo de máquinas cosechadoras fueron entregadas por la empresa Copeval a comunidades mapuche. Sin embargo, la mayoría fue devuelta poco después por fallas técnicas. El Indap escogió primero la cosechadora brasileña Jumil 390 y después abrió la licitación con especificaciones que calzaban con ese modelo, sabiendo que su único representante en Chile es Copeval.

Indap desembolsó $493,5 millones en la compra de 20 de estas cosechadoras. Las adquirió por licitación pública a Copeval, empresa con la que el director nacional de Indap, Ricardo Ariztía de Castro, tiene un evidente conflicto de interés, establecido por la Contraloría con anterioriodad, el pasado 11 de enero, a raíz de otros contratos con Copeval. La irregularidad es que el director del Indap, Ricardo Ariztía, es sobrino de uno de los controladores de Copeval, su tío Manuel Ariztía Ruiz . Ariztía no firmó el contrato, pero la resolución que lo aprobó no fue informada a Contraloría ni incluyó las razones fundadas por las que se aceptó a Copeval como proveedor, a pesar del parentesco.

Cuatro máquinas se pusieron en manos del mismo número de comunidades de la Región del Bío Bío, beneficiando a un total de 150 pequeños agricultores. Lo que nunca publicó Indap es que las cuatro comunidades devolvieron las cosechadoras en cosa de días. Dos de ellas no alcanzaron siquiera a armarlas. Otras seis fueron rechazadas en La Araucanía. Vale mencionar que Ariztía, asumió como director nacional del Indap en el año 2010, designado por el propio Sebatián Piñera.

http://www.gamba.cl/?p=38758








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.018 seguidores

%d personas les gusta esto: