Augusto Pinochet con Eduardo Bonvallet 1997. Entrevista

23 07 2014

Sin título

Noche de Bomba, programa de entrevistas del canal La Red Televisión, conducido por Eduardo Bonvallet.
Año 1997, ultimo capítulo de la primera temporada, invitado: Comandante en Jefe del Ejército y ex-Presidente de Chile: Augusto Pinochet.

Pinochet repasa desde sus inicios cuando trató 3 veces de entrar a la Escuela Militar, pasando por sus primeras experiencias con comunistas en Pisagua y Schwager.

El General relata cómo vivió los días previos al 11 de septiembre de 1973.

Algunas frases destacadas:

“El militar debe ser mesurado pero efectivo.”

“Durante el período de allende varios actuales parlamentarios desfilaban encapuchados, con picas y hondas.”

“Hay muchas cosas que se han olvidado. Estábamos pésimo, se habían robado hasta las barras de oro del banco central, las cambiaron por barras de cobre.”

“Tenemos muy buenas relaciones con personajes muy importantes de China Comunista y Rusia y son grandes amigos nuestros, nunca hemos tenido ningún problema.”

“EEUU considera a los demás países como colonias, muy similar al Imperio Romano”.

“No tengo interés de entrar en polémica con Aylwin, cuando uno llega a presidente no se puede bajar de altura y menos hablar mal de otro presidente”.

“Me llama la atención que EEUU haya acusado tan rápido al General Contreras y al Brigadier Espinoza que son chilenos y todavía no ha esclarecido los asesinatos de John Kennedy y Martin Luther King que fueron norteamericanos”.

Respecto a Contreras y Espinoza: “No pongo las manos al fuego por nadie pero no creo que hayan sido ellos”

La famosa frase “En este País no se mueve una hoja sin que yo lo sepa”, Pinochet dice que fue tergiversada y que se refería a que durante su gobierno el General “sabía lo que estaba pasando en todas las oficinas”.

“Yo preferí hacer casas para la gente en vez de gastar el dinero (US$10 millones de la época) del estado en hacer ‘lobby’ para mejorar la imagen del gobierno, mientras estos otros bandidos estaban en Europa haciendo campaña en contra mía”

“Yo quiero mucho a Chile, yo estoy bajo mi país, no sobre él”

“Antes el Ejército de Chile tenía 10 tipos de fusiles, lo que significaba tener 10 tipos de municiones, 10 tipos de repuestos, etc. hoy tenemos el mismo fusil de Arica a Punta Arenas, eso es un ejército moderno”

Agradecimientos a Promoservice y La Red Televisión.

Augusto Pinochet con Eduardo Bonvallet 1997. Entrevista COMPLETA. Noche de Bomba

Subido por verdadhistoricachile





La Neolengua (eufemismos) como forma de Control

14 07 2014

GUERRA eufemismos

La utilización del lenguaje es una poderosa forma de control humano, a lo largo de este ¿gracioso? Videoprograma, os ponemos ejemplos de como los medios de comunicación y los políticos entre otros, utilizan una “NeoLengua” con la que pretenden incoarnos a asimilar sus desmanes y obligarnos a mantener el llamado pensamiento único.

Sin más os dejo con este claro y evidente video explicativo.

La Neolengua como forma de Control

Subido por mundodesconocido

Imagen: miradescritiques.blogspot.com

eufemismo.

(Del lat. euphemismus, y este del gr. εὐφημισμός).

 1. m. Manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados





Una Ucraniana pide que este Video sea Difundido Por Todo El Mundo

12 07 2014

Sin título

Un vídeo en YouTube de una manifestante en Ucrania ha sido visto más de 5 millones de veces.

En los tres meses transcurridos desde el inicio de la crisis de Ucrania, han sido muchísimos los vídeos subidos a YouTube relacionados con el conflicto. Sin embargo, ninguno de ellos ha tenido el impacto de un vídeo titulado “I Am a Ukrainian” (‘Soy ucraniana’).

En el vídeo, una joven manifestante se encuentra en la calle en una noche fría y oscura. Ella se dirige a la cámara de forma directa y sencilla. “Queremos ser libres“, dice ella.“Los tribunales son corruptos y los políticos se comportan como dictadores”. El vídeo ha tenido miles de comentarios y ha sido difundido por todo el mundo para expresar la solidaridad con el pueblo ucraniano.

Algunos de los comentarios en el vídeo original son críticos. Dicen que se trata de una “propaganda” unilateral que se centra en la violencia de la policía, olvidando la violencia de los propios manifestantes.

La mujer del vídeo es una estudiante llamada Yulia que ha estado involucrada en las protestas desde el principio. Su mensaje es simple. El vídeo fue editado por un galardonado cineasta estadounidense, Ben Moses, quien se reunió con Yulia en Ucrania como parte de un documental que está haciendo sobre los movimientos de protesta en todo el mundo.

Este no es el único vídeo de “protesta” que se ha viralizado esta semana. Uno llamado “What’s going on in Venezuela in a nutshell” (‘¿Qué está pasando en Venezuela en pocas palabras’, versión en castellano).

Aquí tenéis el vídeo con los subtítulos en castellano:

Soy Ucraniana

Subido por Recursos de Autoayuda

Fuente: www.recursosdeautoayuda.com





El día en que ABC entrevistó a Hitler

3 07 2014

HITLER4--644x362Adolf Hitler, en una fotografía de archivo

El 6 de abril de 1923, Javier Bueno visitó en Berlín al que, por entonces, no era más que un líder fascista desconocido

«Él sabe cuál es la psicología del pueblo, porque viene del pueblo y sabe cómo se debe actuar para impresionarle». Con esta acertada y premonitoria frase definía el periodista español Javier Bueno (usando el seudónimo de «Antonio Azpeitua») el carácter de un joven y desconocido líder fascista con el que había mantenido una entrevista: Adolf Hitler. Sin embargo, no lo hacía en un diario alemán de la época imposible de encontrar en España, sino en las páginas del ABC del 6 de abril de 1923, un periódico que, en aquellos días, celebraba su 20 aniversario.

Corría por entonces una época dura para Alemania pues, tras haber sido derrotada en la Primera Guerra Mundial, se veía obligada a pagar las llamadas «reparaciones de guerra» a sus antiguos enemigos. El descontento reinaba, rápido y furioso, entre unos ciudadanos sometidos económicamente al yugo extranjero y a una contienda pasada. Esa fue, precisamente, la piedra angular en la que se basaron multitud de movimientos nacionalistas para adquirir simpatías entre la población y esa fue, a su vez, la forma que tuvo un joven y no muy conocido Adolf Hitler de catapultarse hacia el estrellato y ganar adeptos para su recién formado Partido Nacional Socialista Alemán.

Esa Alemania llena de resentimiento fue el lugar seleccionado por Bueno para entrevistarse con un Adolf Hitler que no contaba más de 34 años. Su nombre, al igual que su causa, no era aún más que un trazo de tinta que no había adquirido el significado de hecatombe que tiene en la actualidad. Por ello, el periodista de ABC se limitó a calificarlo como un mero «líder del fascismo bávaro».

No obstante, en el rato que el reportero conversó con él, tuvo la oportunidad de analizar –casi como si pudiera ver el futuro-, sus características más destacadas: «Hitler, falto de cultura y de preparación científica, no puede expresar ideas sirviéndose de conceptos abstractos; por eso recurre al ejemplo simplista, al símil, a la comparación de cosas concretas. Acaso en esto esté su fuerza para impresionar a las multitudes. Afirma rotundamente, sin admitir la duda, sintiéndose poseedor de la verdad absoluta».

Con todo, no hay nadie que pueda contar mejor este encuentro que el propio Javier Bueno:

El día en que ABC entrevistó a Adolf Hitler

ABC - Antonio Azpeitua EN 1930

«La casa de un ex almirante que a falta de barcos de guerra, dirige ahora la sección de política internacional en un periódico de Múnich, fue el lugar elegido para nuestra entrevista con Hitler. Esta casa se encuentra en Bavaria Ring, la gran pradera donde las Sociedades gimnastas y escolares se inician, se entrenan, se adiestran en ejercicios y deportes que tienen un cierto sabor militar. Abril ha tapizado de nuevo la pradera. Cuando puntualmente llegamos a la cita, el ex almirante nos dice:

-Escribí a Hitler; pero no sé si mi carta llegaría a tiempo, ni si Hitler estará en Múnich. Es hombre de actividad asombrosa; aparece y desaparece cuando menos lo esperan sus partidarios; nadie puede decir dónde está; surge como un fantasma…

El ex almirante no es uno de esos que aquí llaman rábanos. Los rábanos son los rojos por fuera y blancos por dentro. El ex almirante es francamente monárquico, enemigo de la República y de los hombres que, sinceramente o por razones oportunistas, la defienden, cualquiera que sea el matiz del campo político en que actúen. Aunque su levita de paño negro no tiene galones dorados en las mangas ni anclas en el cuello, sigue siendo almirante. A falta de insignias, conserva el gesto, las frases breves y secas que suenan a órdenes, el apéndice capilar del mentón, complemento reglamentario del uniforme de la Armada.

Mientras Hitler llega, bebemos té y el ex almirante me traza a grandes rasgos la historia del héroe fascista. Tiene treinta y cinco a treinta y siete años; nació en Austria, en la frontera alemana; fue soldado raso durante la guerra; es hombre con rudimentaria instrucción…

Suena un timbre lejano, y llega hasta la estancia el rumor de pasos amortiguados en las alfombras del pasillo.

-¡Hitler!- exclama el ex almirante, orgulloso de que el héroe haya acudido a su llamamiento.

Unos golpecitos en la puerta, y sin esperar el permiso de entrada, aparece Hitler. Intentaré su retrato. Alto, ancho de hombros, musculoso, vestido como un funcionario subalterno. Cabeza grande sobre cuello de toro; fuertes maxilares inferiores, ojos azules muy a flor del rostro, que expresan exaltación, violencia, agresividad, ambición, seguridad de dominio. Debajo de una nariz plebeya, cuyas ventanas son exageradamente grandes, el bigote, de cerdas como púas, ha sido reducido al mínimum por el rasurado.

Aunque el ex almirante, al presentarnos, precisó nuestra condición y el objeto de la visita, Hitler nos mira receloso, desconfiado. Al principio, la conversación se entabla entre ellos dos, y mientras, queremos descubrir las cualidades morales e intelectuales del héroe. Hitler parece preocupado, obsesionado por un solo problema: el de obtener recursos para su obra. Se queja de cierto retraso de las sumas que le prometieron para activar el reclutamiento y atender a las necesidades de su gente.

-Así no puedo continuar- exclama, imperativo y amenazador-, el tiempo corre, los acontecimientos se precipitan; yo necesito dinero, dinero, mucho dinero…; si no…

El ex almirante intenta calmar su impaciencia.

-Sí; tendrá usted todo el dinero que necesite. Esos señores comprenderán que es urgente…

Cuesta trabajo conseguir que Hitler abandone el tema del dinero para explicarnos su programa, su ideología, sus métodos redentores. Cuando al fin lo logramos, Hitler se convierte en un torrente de oratoria violenta, tempestuosa, atronadora. Su odio furioso va todo contra el marxismus, el marxismus de la derecha y de la izquierda. El conoce el marxismus porque fue socialista. Los procedimientos que los adversarios burgueses del marxismus emplearon hasta ahora para combatirle le parecen absurdos y torpes.

El sabe cuál es la psicología del pueblo, porque viene del pueblo y sabe cómo se debe actuar para impresionarle. Hitler, falto de cultura y de preparación científica, no puede expresar ideas sirviéndose de conceptos abstractos; por eso recurre al ejemplo simplista, al símil, a la comparación de cosas concretas. Acaso en esto esté su fuerza para impresionar a las multitudes. Afirma rotundamente, sin admitir la duda, sintiéndose poseedor de la verdad absoluta.

-Con los antiguos oficiales, los estudiantes y los trabajadores que fueron soldados me basta para mi obra.

Su obra proyectada es hacer que resucite el espíritu de 1914 en el pueblo alemán. Y está convencido de que, aplastando al marxismus, resurgirá lo que desapareció entre los escombros de la catástrofe. Evolución de ideas, contraste de principios, aparición de otras fuerzas, todos estos factores no entran en los cálculos de Hitler. Tampoco toma en consideración circunstancias que han modificado y cambiado el sentimiento de la unidad nacional ni las escisiones y antagonismos que para nosotros son evidentes.

hitler-abc--644x362Extracto del ABC del 6 de abril de 1923

 «Para Hitler las modas femeninas han de estar sometidos a censura»

El programa de Hitler es una extraña mezcla de nacionalismo intransigente y dictadura revolucionaria, que tiene muchos puntos de contacto con el Soviet. Mientras declara la guerra sin cuartel al marxismo, proclama la necesidad de un ataque al capital. Hitler quiere abolir el parlamentarismo, pero acepta el principio democrático; afirma que la tierra no puede ser materia de especulación; niega la libertad de la Prensa y la obliga a ser propagandista del credo que él tiene por único verdadero; el teatro, el cinematógrafo, las modas femeninas han de estar sometidos a una censura previa… En las explicaciones verbales de Hitler se advierte la misma confusión y la incoherencia que habíamos señalado en el programa impreso que ha lanzado hace pocas semanas.

Y en cuanto al crítico momento presente, Hitler no propone un remedio; se contenta con gritar en la plaza pública la gravedad de la situación. Un alemán de espíritu muy sutil y cultivado nos había dicho: «La actuación de Hitler en el momento presente puede representarse así: Hay un enfermo muy grave, y, cuando todas las autoridades científicas estudian su mal y buscan el plan curativo, llega a la habitación del paciente un mozo de cuadra y empieza a vociferar desde el balcón: ¡Se muere! ¡Ya casi no respira! ¡Está en las últimas! Y el vocerío y el escándalo pueden acabar con las últimas energías del enfermo».

Hitler, que posee potentes cuerdas vocales, se ha puesto de pie, y la estancia es pequeña para el estruendo de su palabra y la agitación de sus brazos. A cada momento tememos por la vajilla que está sobre la mesa, y en cada instante esperamos ver llegar a la vecindad alarmada. Con el rostro congestionado, los puños que golpean a enemigos invisibles, evoca el momento de la guerra contra los que se le opongan. Las enormes ventanas de su nariz parecen oler ya la sangre…

Ha terminado la entrevista. Mientras nosotros nos ponemos el sobretodo, Hitler se cuelga una pistola que había dejado a manera de bastón o paraguas en el perchero. Salimos a la calle. En la esquina está su automóvil.

-Si quiere usted, le llevaré adonde se proponga ir- dice. Y luego añade: -Pero debo advertirle que a mi lado se corre algún peligro.

-Acepto su ofrecimiento -contesto-; más temo perderme en este barrio que no conozco.

Por el camino me pregunto: ¿Cuál es el grado de la influencia que este hombre ejerce y dónde?»

Fuente: http://www.abc.es/archivo/20140306/abci-entrevista-hitler-201403051643.html





Identifican a presunto chileno yidahista en Irak

1 07 2014

Abu SafiyyaAbu Safiyya

Video muestra a supuesto chileno que combate junto a yihadistas en Irak

Imágenes publicadas por el canal Thelinfo Islam muestran a “Abu Safiyya de Chile”, que dialoga en un fluido inglés.

Un video publicado en YouTube por el canalThelnfo Islam muestra a un presunto chileno,llamado Abu Safiyya, como integrante del de la organización yihadista del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), que combate en ambos países en busca de instaurar un califato en la zona.

El individuo, de barba larga, camina con un arma colgada al hombro por un control fronterizo entre Siria e Irak que fue ocupado por el mencionado grupo armado.

En las imágenes, el hombre relata en inglés parte del trabajo que está realizando el ISIS en la región para recuperar el control del país, aunque por el momento no hay confirmación de la veracidad del video.

Este video se muestra como un ejemplo de las señales de internacionalización que el ISIS intenta entregar.

Fuente: http://www.cooperativa.cl/noticias/mundo/irak/video-muestra-a-supuesto-chileno-que-combate-junto-a-yihadistas-en-irak/2014-06-30/095446.html

Identifican a presunto chileno yidahista en Irak

El hombre que aparece en la grabación sería Bastián Alexis Vásquez, de 24 años.

 El medio noruego NRK habría identificado al presunto chileno que sería integrante de la organización yihadista (ISIS) que combate en Irak.

Cabe recordar que en un video emitido por el movimiento Estado Islámico de Irak, figura un supuesto compatriota, identificado como “Abu Saffiya”.

Acuerdo al mencionado medio europeo, el hombre que aparece en el registro es Bastián Alexis Vásquez, de 24 años, y quien sería noruego-chileno.

En ese sentido, se indica que se contactaron con el abogado del hombre, John Christian Elden, quien manifestó no tener contacto con el joven desde hace dos años, poco antes que abandonara la nación nórdica con rumbo a Siria.

Fuente: http://noticias.terra.cl/nacional/identifican-a-chileno-que-asegura-ser-yihadista-en-irak,00ad76c7edfe6410VgnVCM20000099cceb0aRCRD.html

Irak HD – El Chileno del ISIS//EIIL Estado Islámico de Irak y Levante – 29 Junio 2014

Subido por tOPeTE GLZ





David Icke – Conferencia en Oxford Union (2008) “La verdad en manos de unos pocos”

21 06 2014

di

David Icke, expone ante estudiantes de la Universidad de Oxford sus puntos de vista sobre política y sociedad, la cual se dirige hacia un centro de control en manos de una dictadura mundial fascista.

“La forma más grande de control es la prisión sin barrotes porque la gente se sentará allí para siempre sin hacer nada porque no se ven a sí mismos en una prisión”.

CONFERENCIA EN OXFORD UNION DE DAVID ICKE – COMPLETA Y DOBLADA AL ESPAÑOL

Subido por Pedro J. Pérez

Fuente: http://periodismo-alternativo.com/2013/08/15/david-icke-conferencia-en-oxford-union-2008/





¿El pasado nazi que Chile prefiere olvidar?

18 06 2014

rauffphotoLa famosa foto de Walther Rauff tras ser rescatado por los norteamericanos en Italia.

Los nexos del genocida Walther Rauff con la DINA, los árabes y el Mossad

Esta crónica es un extracto del Capítulo 10 del libro “América Nazi”, coescrito con Jorge Camarasa, y que acaba de publicarse en Chile y Argentina (y prontamente en México), y que narra la forma en que los criminales nazis se asentaron en América Latina con la connivencia de distintos gobiernos. Walther Rauff fue uno de los más importantes. Nuevos documentos confirman su vinculación con la DINA.

por 

Cuesta creerlo, pero allí está la documentación de respaldo: Heinrich Himmler, el jefe supremo de las SS hitlerianas, tuvo inversiones en Chile hacia 1939, cuando aún no se iniciaba la Segunda Guerra Mundial. Klaus Barbie, el asesino de Jean Moulin, líder de la Gestapo en Lyon y autor de una deportación de niños a Auschwitz, fue captado como agente para la inteligencia alemana en Chile, lo mismo que su gran amigo Walther Rauff.

Sigamos. El creador del “Círculo de amigos de Colonia Dignidad” fue el ex oficial de las SS Gerhard Mertins, propietario de la compañía de armamentos Merex, la misma que poseía negocios con distintas ramas de las Fuerzas Armadas chilenas y que entre sus representantes en América Latina tenía a Barbie, Rauff y también a Friedrich Schwend, un nombre menos conocido pero igualmente mefistofélico.

Residente en Lima, Schwend fue el responsable de la “Operación Bernhard”, por medio de la cual los nazis intentaron liquidar la economía británica durante la Segunda Guerra Mundial, inundándola con libras esterlinas falsificadas, muchas de las cuales eran enviadas a Londres por medio de las valijas diplomáticas de la embajada chilena en Londres.

Y hay mucho más. Por ejemplo, tenemos los documentos de la inteligencia norteamericana que relatan con lujo de detalles la forma en que operaban los anillos de inteligencia nazi en Chile. Dos de ellos fueron desbaratados a tiempo por el Departamento 50, la unidad de inteligencia creada por la PDI para tales efectos. Cuando cayó el tercer anillo, los detectives detuvieron en Valparaíso al hombre más importante del aparataje de sabotajes nazis en América Latina, Albert Von Appen, quien luego de tres años de internación en Estados Unidos (país que lo reclamó) regresó sin problemas a Chile, fundando el imperio marítimo que hoy gira en torno a la naviera Ultramar.

Y hay mucho, mucho más, respecto de la forma en que los nazis –nazis en serio, no imbéciles de cabeza rapada– se asentaron en países como Chile y Argentina, pero quizá el ejemplo más impresionante es el de Walther Rauff, un hombre que a la luz de los antecedentes que hoy se conocen, gracias a los documentos desclasificados por la CIA y el BND (el Servicio de Inteligencia alemán), fue, sin dudas, el nazi más importante de cuantos llegaron al continente (más que Barbie, Mengele o Eichmann, incluso), tanto por lo que hizo en la guerra, como por sus vínculos transversales de postguerra con todo tipo de agencias de inteligencia, incluyendo a la DINA chilena, nexo que antes solo se rumoreaba pero que, ahora, y en función de un documento de la CIA que descubrimos en medio de una montaña de documentación desclasificada hace solo un par de años, es posible entrever con mayor claridad.

UN SIMPLE MARINO

Nacido en 1906, Rauff se unió en 1924 a la antigua Reichsmarine (la Armada alemana), gracias a lo cual conoció toda América Latina. En 1938 Reynhard Heydrich, el todopoderoso jefe del RSHA, el sistema de inteligencia de las SS, lo contrató en su equipo, llegando a ser jefe de la sección II (dedicada a asuntos técnicos), en la cual Rauff no escatimó esfuerzos para buscar una forma más eficiente de matar personas en masa.

Según detalla un reporte realizado por el servicio de inteligencia interior británico, el famoso MI5, para ello Rauff tomó como modelo el sistema de “eutanasia” Tiergartenstrasse-4, que se utilizó entre 1939 y 1941 para matar a más de 200 mil enfermos mentales (la mayoría de ellos alemanes) introduciéndolos en cámaras donde eran gaseados con monóxido de carbono.

Rauff propuso crear cámaras móviles de gas, con las que se calcula que 97 mil prisioneros judíos fueron asesinados.

En julio de 1942 Rauff fue enviado a Túnez, como jefe de un equipo de comandos que se estima quitó la vida a cerca de dos mil personas y a mediados de 1943 recibió una nueva destinación, como jefe del Gruppe Oberitalien Westen (GOW); es decir, el Grupo de Italia Norte, donde junto al general Karl Wolff inició una serie de contactos clandestinos con obispos y cardenales del Vaticano, así como con la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) de Estados Unidos, la antecesora de la CIA, a fin de rendir el ejército alemán acantonado en Italia, lo que hicieron un par de días antes de la caída de Hitler.

Luego de que se conociera la muerte de Hitler, Rauff estuvo a punto de ser linchado por una turbamulta, pero curiosamente fue rescatado en la madrugada por las tropas estadounidenses. Allí quedó en manos de las “Fuerza S”, un equipo conjunto formado por la OSS y el Servicio Secreto Británico.

Luego de ello fue internado junto a varios otros oficiales nazis en el campo de detención de Rimini (Italia), desde el cual se fugó en diciembre de 1946. Respecto de su escape, lo único que Rauff mencionó alguna vez es que fue ayudado por un sacerdote de Nápoles, gracias al cual llegó a Roma.

Una vez en la capital del antiguo imperio, los amigos católicos de Rauff le tendieron la mano una vez más y así fue como el obispo pro nazi Alois Hudal lo escondió por casi dos años. Juntos, montaron todos el aparataje de transferencia de nazis a América Latina, utilizando para ello documentación de organizaciones respetables, como la Cruz Roja y Caritas.

VIAJE A SIRIA

En julio de 1948 el Jefe del Ejército sirio, Hosni Al-Zaim, envió a un capitán a Roma, con el fin de reclutar especialistas en inteligencia para reorganizar dicho servicio en sus filas. Rauff fue contratado y en noviembre de ese año partió junto a toda su familia a Medio Oriente, instalándose como asesor de Al-Zaim en materias de inteligencia, período en el cual no sólo trabajó para sus mandantes, sino también para el MI6, el servicio de inteligencia exterior británico.

En agosto de 1949, Al-Zaim fue derrocado y Rauff consiguió ser deportado a El Líbano, donde permaneció algunos meses, hasta que retornó a Roma, lugar en que se produjo quizá el episodio más insólito de su carrera. En 1993, el ex presidente de la Comisión de energía nuclear de Israel, Shalhevet Freier, relató que a fines de 1949, cuando era director del departamento político de la cancillería de su país (aunque en realidad pertenecía al Mossad, el servicio de Inteligencia exterior de Israel), fue enviado a Italia, donde contrató a Rauff para que escribiera un informe respecto de las Fuerzas Armadas sirias y los esfuerzos de ese país por construir una central nuclear. Tres documentos de la CIA indican, también, que Rauff mantuvo –por antinatura que parezca– relaciones con el Mossad a principios de los años 50.

En 1949 Rauff se fue a Quito y en 1957, según el escritor Gerald Posner, viajó a Santiago por una semana, ocasión en la cual se habría reunido con otros dos connotados nazis: Joseph Mengele y Hans Ulrich Rudel, con los cuales permaneció una semana en la capital chilena. Sus dos hijos mayores ya se encontraban en el país desde 1954, cuando Alfred ingresó a la escuela de Oficiales de la Armada y su hijo Walther (posteriormente) a la Escuela de Oficiales del Ejército.

lanzamiento-de-la-revista_clip_image002LOS DOCUMENTOS DEL BND

De acuerdo a la documentación desclasificada por los alemanes, en Ecuador Rauff se desempeñó en diversos oficios, habitualmente en compañías de capitales alemanes, como Mercedes Benz y Opel. En el documento 7 del set liberado por los germanos, él mismo dice que mandó a sus hijos a Chile “para asegurarles una educación decente” y agrega que “por razones familiares decidí mover mi residencia a Santiago en octubre de 1958”, aunque dos meses antes ya había iniciado las negociaciones con el BND, cuando Rauff fue propuesto como “fuente política” para el BND, servicio de inteligencia que era conocido como “La Organización Gehlen” o “Gehlen Org”, por el nombre de su creador, el general nazi Reinhard Gehlen. De acuerdo al documento 1, quien propuso su nombre fue un agente sólo identificado como “V-7318”.

Y hay mucho, mucho más, respecto de la forma en que los nazis –nazis en serio, no imbéciles de cabeza rapada– se asentaron en países como Chile y Argentina, pero quizá el ejemplo más impresionante es el de Walther Rauff, un hombre que a la luz de los antecedentes que hoy se conocen, gracias a los documentos desclasificados por la CIA y el BND (el Servicio de Inteligencia alemán), fue, sin dudas, el nazi más importante de cuantos llegaron al continente (más que Barbie, Mengele o Eichmann, incluso), tanto por lo que hizo en la guerra, como por sus vínculos transversales de postguerra con todo tipo de agencias de inteligencia, incluyendo a la DINA chilena, nexo que antes solo se rumoreaba pero que, ahora, y en función de un documento de la CIA que descubrimos en medio de una montaña de documentación desclasificada hace solo un par de años, es posible entrever con mayor claridad.

El documento 13 (quizá el más interesante de todos, confeccionado en 1984, tras la muerte de Rauff) relata que “V-7318” era nada menos que el traficante de armas Wilhelm Beissner, un ex oficial de la RSHA que, al igual que Rauff, había escapado de una prisión norteamericana, luego de lo cual había huido a El Cairo, donde comenzó su carrera de traficante, aunque no se aclara si estaba relacionado con Mertins, pero es lo más posible, dado que este tenía a su vez relaciones con la Gehlen Org.

ESPÍA ANTICOMUNISTA

Tras su captación formal, y a lo largo de los casi cinco años en que fue espía de los alemanes desde Punta Arenas y luego Santiago, Rauff recibió diversos nombres en clave, propios de una novela de John Le Carré o Frederick Forsyth: “V-12 052/DN REINHARD”, “V-12 023/DN KRAMER”, “V-11 996/DN UNGER”, y “V-7390/DN RENNER”, aunque su identificación más habitual, que es la que sale en todos los documentos, era simplemente “V-7410”.

De hecho, el documento 5 señala que “V-7410 ha iniciado el viaje planificado el 20.10.1960”, aludiendo a un plan presentado por Rauff en agosto o septiembre de ese año, en el cual le decía que viajaría “desde Santiago a Caracas, entonces posiblemente Habana-Quito-Guayaquil-Cuenca-Lima”. Cabe mencionar que en este mensaje los nombres de las ciudades están repetidos (cada una se nombra dos veces), por lo cual es evidente que se trata de un mensaje radiofónico que fue transcrito para el archivo.

La intención del viaje era “comprender la situación política en el Caribe”, así como ver “las conexiones de Cuba con Venezuela y Centroamérica, por la sovietización del régimen de Castro” y, adicionalmente, “clarificar la situación política externa e interna de República Dominicana”, para lo cual viajaría fingiendo ser un hombre de negocios.

El texto no agrega más detalles, pues al final del mismo se señala que lo que sigue “continúa en micropunto”. Ello significa que había enviado detalles más reservados a través de alguna carta que, seguramente en algún lugar imperceptible, llevaba pegado un “micropunto”, una reducción fotográfica de algo (un documento, un informe, etc.) al tamaño de un punto o menos.

Los documentos indican que el 11 de noviembre Rauff llegó a Caracas y allí pidió una visa para Cuba, pero esta le fue denegada, por lo cual regresó a Cuenca y luego a Lima. “V-7410 ha enviado nueve reportes en el curso del viaje”, escribiría su agente de control.

VIDA CHILENA

Rauff vivió algunos meses en Punta Arenas, como encargado de la oficina local de la importadora Goldmann y Janssen (muy vinculada al nazismo) y luego lo trasladaron a Santiago, donde se retiró de la firma (sin explicar por qué) en 1960, cuando su mujer, que perecería poco después, cayó muy enferma, tanto que en mayo de 1961, señala el documento 8, pidió una ayuda de mil marcos al BND para pagar los gastos médicos, dinero que el organismo era renuente a entregar, pero el peticionario (alguien que intermediaba a nombre de Rauff) decía que era factible hacerlo como excepción, a pesar de que el personal tipo “2”, como Rauff, no tenía esos beneficios.

En efecto, apenas llegó a Chile, Rauff escribió a la Armada alemana solicitando su pensión, tras lo cual, en 1960 se dictó una orden de aprehensión en su contra, luego que su nombre saliera a luz en el juicio contra Adolf Eichmann, pese a lo cual ese año el ex Gestapo viajó sin problemas a Alemania. Durante mucho tiempo nadie se explicaba por qué no lo habían detenido, pero la razón parece bastante clara.

Según el documento 13, estuvo en su país natal entre julio y agosto de 1960 y entre enero y febrero de 1962, para “entrenamiento” con el BND.En julio de ese año se discutió la posibilidad de instalar una base de radio para las comunicaciones de Rauff y su central en Alemania, teniendo en cuenta (dice el documento 9) que “en Chile hay muy buenas fuentes que pueden entregar material interesante”, y que la calidad de los informes de Rauff mejoraría “cualitativa y cuantitativamente con el establecimiento de comunicaciones inalámbricas”, pero evidentemente a esas alturas ya estaba rondando la vida de Rauff como oficial nazi, pues se desechaba la idea porque “el pasado de 7410 no es presentable”.

El 05 de diciembre de 1962 fue detenido en Chile, pero la Corte Suprema se negó a extraditarlo, argumentando que el delito del que se le acusaba (genocidio) estaba prescrito, pues en Chile los delitos prescriben a los 15 años, razón por la cual nunca fue extraditado (pese a la insistencia de Alemania y varios “cazanazis”), gracias a lo cual Rauff pudo morir tranquilamente en Santiago, en 1984.

A “RETIRO”

Mientras estuvo preso por el juicio de extradición (hasta abril de 1963) el BND decidió pasarlo a “retiro”, argumentando “falta de visión política”. En la ficha se señala además que los pocos documentos que poseía Rauff fueron destruidos y que “no se le pudo tomar el juramento de secreto, porque vive en Chile”.

El documento 12 (del 06 de marzo de 1963) abunda en lo anterior y critica la personalidad de Rauff, aseverando que era muy obediente y que eso lo explotó Heydrich “al involucrarlo en materias extremadamente sensibles (en este caso, cámaras de gas)”. Asimismo, se asegura que “falló por completo en Siria” e incluso dicen que “durante las fases críticas de la tarea que le fue confiada estaba ebrio y conspirando para todos lados”, en una velada referencia a su nexo con el Mossad y con el MI-6.

Asimismo, el redactor del informe aseguraba que tras su regreso a Roma, se jactaba de que recibiría protección del BND y que “es notable que en ese tiempo tuviere un maletín con oro y joyería, cuyo origen se desconoce”.

El documento 13, en tanto, afirma que el viaje de 1960 “no satisfizo las expectativas”, por lo cual en febrero de 1962 habrían reducido su sueldo mensual de dos mil a mil marcos. Según el servicio, en total recibió más de 70 mil marcos, y se señala también que el BND apoyó a sus hijos cuando Rauff estuvo preso, y que en 1963 escribió pidiendo ayuda, pues señaló estar “económicamente desesperado”.

LOS PAPELES DE LA CIA

Sin embargo, y pese a la información oficial, todo indica que Rauff no cortó sus vínculos con la inteligencia alemana y que, además, sus pasos eran de algún modo seguidos por la CIA, lo que comprueba un curioso incidente relatado en clave casi humorística en un librillo titulado Yo no asesiné a Jimmy Carter, publicado por el primer rector de la Universidad Diego Portales, Manuel Montt Balmaceda.

En dicho texto, Montt relataba cómo cierto día de fines de los 70 fue notificado por agentes del Servicio Secreto de los Estados Unidos de que era sospechoso de urdir un plan para asesinar al entonces presidente de ese país, James Carter, lo que le significó, en lo sucesivo, estar –en Santiago– varios meses bajo vigilancia y ser sometido a interrogatorios bastante surrealistas.

Pues bien, ¿quién lo había acusado de ser la mente criminal detrás del plan magnicida? Con toda probabilidad Walther Rauff, según la CIA. En un documento del 8 de julio de 1977, la agencia decía que el antecedente de que Montt planeaba asesinar a Carter les había llegado desde el BND. La CIA sospechaba que podía haber dos subfuentes que habían dicho eso a sus pares alemanes: “Ambos individuos han aparecido en nuestras revisiones como asesores de la DINA. Los dos son ex oficiales militares alemanes y uno es un criminal de guerra nazi”.

Más adelante, el reporte precisaba que se trataba de Rauff, en el caso en que aludían a un criminal nazi, y a Enrique Pschold Reschenback, un ex piloto de la Luftwaffe, sobre el cual no había mayores antecedentes. El archivo de la CIA sobre Rauff detallaba que si bien no se tenía información oficial sobre su calidad como asesor de la DINA, una fuente chilena les había dicho que el alemán trabajaba para el Ministerio del Interior. Agregaban que todo indicaba que era un asesor “no oficial”.

Si bien había otras posibilidades sobre el origen de la información, todo apuntaba a Rauff, pues según el BND su informante era un alemán retirado de los negocios y de bastante edad. Otro hecho que reforzaba la idea era la reluctancia del BND a entregar más detalles acerca de su fuente, lo cual llevaba a la CIA a razonar que ciertamente no querían dejar al descubierto que seguían manteniendo relaciones con alguien del pasado de Rauff.

Fuente: http://www.elmostrador.cl/pais/2014/05/07/el-pasado-nazi-que-chile-prefiere-olvidar/





Chile, el país de la OCDE más desigual entre ricos y pobres

17 06 2014

Chart-Gini-OCDE

Índice chileno está lejos de la media y aún más de los líderes entre los países desarrollados: Islandia, Noruega y Dinamarca.

Chile es el país de la OCDE con más desigualdades en los ingresos entre los ricos y los pobres, aunque también es uno de los que han corregido algo esa tendencia desde el comienzo de la crisis financiera en 2007.

Chile es el cuarto de los 34 países miembros con una mayor proporción de pobres, en concreto 18 por ciento de la población con ingresos inferiores al 50 por ciento de la media, según los datos de 2010 recopilados en un informe publicado hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Los países que tienen más pobres son Israel (20,9 por cientodel total), México (20,4 por ciento) y Turquía (19,3 por ciento), todos ellos al igual que Chile (18 puntos porcentuales) o Estados Unidos (17,4 por ciento) lejos de la media del 11,3 por ciento de la organización, y más todavía de los que tienen menos población en situación de pobreza: República Checa (5,8 por ciento), Dinamarca (6 por ciento) e Islandia (6,8 puntos porcentuales).

En cualquier caso, Chile redujo en algo más de un punto porcentual su tasa de población pobre entre 2007 y 2010. Sólo Portugal y Estonia tuvieron una disminución más importante en ese periodo (algo más de 2 puntos en ambos casos).

Chile destaca por ser el que mayor brecha presenta, entre los miembros del conocido como el “Club de los países desarrollados” por los ingresos entre el 10 por ciento más rico y el 10 por ciento más pobre, medido por el coeficiente de Gini, de acuerdo con el informe “Panorama de la sociedad”.

Antes de las transferencias fiscales (subsidios u otras ayudas), ese coeficiente es del 0,50 para Chile, seguido de cerca por México (0,47) y a más distancia por Turquía (0,41), Estados Unidos (0,38), Israel (0,38), Portugal (0,34), Reino Unido (0,34), España (0,34), Grecia (0,34) y Japón (0,34). La media en la OCDE es 0,31.

En el extremo opuesto, los países con menos desigualdades son Islandia (0,24), Eslovenia (0,25), Noruega (0,25) y Dinamarca (0,25).

Archivos Adjuntos:

Imagen: mamvas.blogspot.com

Fuente: http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/politicas-sociales/chile-el-pais-de-la-ocde-mas-desigual-entre-ricos-y-pobres/2014-03-18/092702.html





“Obama forma parte del teatro Bilderberg y el papa Francisco es enemigo del club”

13 06 2014

9a1b013573688258c5d663affa911b56_article

El presidente de EE.UU., Barack Obama, “es un actor del poderoso Club Bilderberg”, “forma parte de su teatro”, asegura la autora del libro ‘Perdidos. Los planes secretos del Club Bilderberg’, Cristina Martín Jiménez.

Martín Jiménez explicó al diario ‘La Rioja‘ que precisamente el hecho de pertenecer al poderoso Club Bilderberg fue el motivo por que le dieron el Nobel de la Paz.

Entre otros miembros de esta organización la experta menciona a Henry Kissinger y David Rockefeller. “Hay una frase que él dijo en la ONU en 1994: “Todo lo que necesitamos es la crisis correcta y el mundo aceptará el nuevo orden mundial”. ¿Es esta la crisis de Rockefeller, que ha metido el acelerón al final de su vida para ver su obra culminada? Es la pregunta que yo me hago”, cuenta Martín Jiménez.

Asegura que el Club Bilderberg quiere establecer “la dictadura de los inteligentes”, reducir las democracias “a puro teatro” y hacer a la gente “consumir pseudocultura”. “Lanzan una especie de religión ecologista con mezcla de New Age en la que es más importante un árbol que un ser humano. Lo han hecho a través de la Carta de la Tierra, desde la ONU, un organismo a las órdenes de Bilderberg. Muy pronto, los bosques y tierras que hoy son de uso público van a transferirse a manos privadas con la excusa de que hay que preservar la Tierra”, dice esta periodista sevillana.

Según ella, la gente sí puede responder al Club Bilderberg mediante protestas y otras cosas. Por ejemplo, uno de los enemigos de esta organización poderosa es el papa Francisco, que, según Martín Jiménez, “tiene mucha información” y “representa al poder del bien”.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/130679-club-bilderberg-obama-papa-francisco





Theodor Herzl: Sueños de la Patagonia ‘‘¿Palestina o Argentina?’’

8 06 2014

gal_8398

Por Uri Avnery (Israel)

Durante su breve visita a Israel, el papa Francisco depositó una corona de flores en la tumba de Theodor Herzl.

Eso no fue un gesto habitual. Los jefes de Estado extranjeros están obligados a visitar Yad Vashem, como de hecho hizo el papa, pero no la tumba de Theodor Herzl. No es como la Tumba del Soldado Desconocido de París.

Entonces, ¿por qué la tumba de Herzl? Obviamente, éste fue un gesto que tenía la intención de enfatizar el carácter sionista del Estado.

Herzl fue el fundador del sionismo político moderno. Se le llama oficialmente ‘‘El visionario del Estado’’. Un retrato suyo es el único cuadro que decora el salón de sesiones de la Knesset. Si tuviéramos santos, sería San Teodoro.

Probablemente, Francisco no reflexionó más en profundidad sobre este gesto. Si es así, es una pena. Al papa argentino le podría haber interesado mucho la figura de este original periodista y dramaturgo vienés.

Porque si Herzl se hubiera salido con la suya, el presidente Peres y el primer ministro Netanyahu habrían dado la bienvenida a Francisco en español. Éste habría honrado la tumba de Herzl en un Estado judío situado en algún lugar al sur de Buenos Aires.

Si Francisco no ha oído nunca nada acerca de este episodio, no es el único. La gran mayoría de israelíes tampoco sabe nada de esto. No se enseña en las escuelas israelíes. Se esconde con bastante vergüenza.

Los israelíes han oído acerca de “lo de Uganda”. Poco antes de la temprana muerte de Herzl, el gobierno británico lo invitó a poner en marcha sus ideas en parte del este de la África británica (en realidad, se trataba del altiplano keniata, una meseta con un clima apacible, que luego pasaría a convertirse en una parte de Kenia).

En aquel entonces, Herzl ya había perdido las esperanzas de que el sultán turco le cediera Palestina. El proyecto de Kenia, que se podía poner en marcha de inmediato, le atraía a él y a su principal seguidor, Max Nordau, que le aconsejó que lo aceptara al menos temporalmente, como un ‘‘refugio nocturno’’.

Pero los sionistas rusos, que eran el baluarte del movimiento, se rebelaron. Palestina o nada. A Herzl lo rechazaron sus admiradores, y murió poco después a causa (se decía por entonces) de habérsele partido el corazón.

Este es un episodio bastante conocido. Se ha escrito mucho sobre él. Algunos dirían que si en los años 30 hubiera existido un commonwealth judío en África, muchos judíos europeos podrían haberse salvado de los nazis.
Pero el capítulo de Argentina se ha borrado. No encaja con la imagen del visionario del Estado enmarcada en las paredes.

La larga travesía de Herzl hacia el sionismo empezó en Viena, cuando tuvo que afrontar el antisemitismo, como estudiante judío nacido en Hungría. Su mente lógica encontró la solución. Cuando ya era un dramaturgo, describió la escena: todos los judíos austríacos, excepto él, desfilarían de forma ordenada hacia la catedral y se convertirían al catolicismo en masa. Eso al papa le habría entusiasmado.

Sin embargo, Herzl aprendió pronto que ni los judíos aceptarían el bautismo (‘‘a los judíos les asusta el agua’’, bromeó una vez Heinrich Heine), ni tampoco los goy (no judíos) nacionalistas soñaban con acogerlos entre sus filas. ¿Cómo iban a hacerlo? Los judíos estaban por todas partes, en muchos países diferentes; entonces, ¿cómo iban a unirse de corazón a cualquier movimiento nacional?

Y ahí fue cuando Herzl hizo esa reflexión histórica: si los judíos no podían unirse a ninguno de los movimientos nacionales que se estaban propagando por Europa, ¿por qué no habrían de constituirse ellos como una nación diferente, nueva al mismo tiempo que antigua?

Para Herzl, esa era una idea seria y racional. No había un dios de por medio, ni sagradas escrituras o sandeces románticas. Palestina no se le pasaba por la cabeza. Ni tenía interés alguno en las fantasías religiosas de los sionistas cristianos de Gran Bretaña y Estados Unidos, como Alfred Balfour.

Herzl completó totalmente su proyecto, hasta el más mínimo detalle, y lo escribió en el opúsculo que se convirtió en la biblia sionista, ‘‘Der Judenstaat’’ (El Estado de los judíos), antes incluso de que empezara a pensar seriamente en el lugar donde esto se llevaría a cabo.

El ensayo tuvo su origen en un discurso que él daba al ‘‘consejo familiar’’ de los Rothschilds, la familia judía más rica sobre la tierra. Esperaba que éstos le financiaran el proyecto.

El texto se encuentra inmortalizado en sus diarios, un documento muy bien escrito que abarca varios libros. En la página 149 del primer libro de la impresión original alemana, después de explicar sus planes, comenta: ‘‘Puedo deciros todo acerca de la ‘‘tierra prometida’’, excepto su ubicación’’. Esto quedaría a cargo de una conferencia de destacados geógrafos judíos, que decidirían donde establecer el Estado, después de examinar todas las circunstancias geológicas, climatológicas, ‘‘en resumen, las circunstancias naturales, siguiendo las investigaciones más modernas’’. La decisión que se tomara sería ‘‘puramente científica’’.

Al final, cuando el ensayo se publicó con el título ‘‘Der Judenstaat’’, prácticamente se desconocía la ubicación. Se dedicaba a esta cuestión menos de una página, que llevaba el expresivo título de: ‘‘¿Palestina o Argentina?’’

Herzl prefería Argentina claramente. La razón de esto también se ha olvidado.

Una generación antes de la de Herzl, Argentina consistía principalmente del norte del país, con Buenos Aires como eje central. La gran región del Sur, llamada Patagonia, estaba casi vacía.

En aquel entonces, Argentina comenzó una campaña de conquista, que muchos hoy día consideran que fue genocida. Se aniquiló o expulsó a la población indígena precolombina, que incluía a una tribu de ‘‘gigantes’’ (de dos metros de alto). A eso se lo llamó, casi al estilo sionista, ‘‘la campaña del desierto’’.

Este tipo de campañas genocidas eran bastante comunes en esos tiempos. Estados Unidos llevó a cabo una contra los ‘‘pieles rojas’’. Los alemanes cometieron un genocidio en lo que hoy es Namibia, y en la Alemania del káiser se agasajó al genocida como a un héroe. El rey de los belgas hizo algo parecido en Congo.

Lo que Herzl vio con su imaginación fue un país nuevo y enorme, más o menos vacío, simplemente a la espera de que alguien lo convirtiera en un Estado judío. Pensaba que el gobierno argentino lo cedería a cambio de dinero. Al resto de la población se la podría expulsar o persuadir para que emigrara a otro lugar, pero sólo ‘‘después de que los indígenas hubieran exterminado a todos los animales salvajes’’.

(Los propagandistas antiisraelíes usan esta frase como si se refiriese a los palestinos. Eso es bastante falso. Es imposible que Herzl escribiera tal cosa sobre Palestina mientras el califa musulmán fuera el soberano del país).

Patagonia es una región bastante pintoresca, con muchos paisajes diferentes, desde las playas tanto del Océano Atlántico como del Pacífico, hasta las increíblemente hermosas montañas de los Andes cubiertas de hielo. El clima es fresco por lo general, incluso frío. La ciudad más meridional del mundo se encuentra en la punta sur de esta región.

El enfoque racional de Herzl pronto se vio inundado por el carácter irracional de su movimiento: una mezcla de fantasías religiosas y del romanticismo de Europa del Este. El plan de reubicar a los judíos en un lugar seguro se convirtió en un movimiento mesiánico. No era la primera vez que esto le ocurría a los judíos, y siempre ha acabado en desastre.

Colonos judíos en Argentina, a principios de siglo 20

Herzl detestaba Palestina. Y lo que más detestaba era Jerusalén.

Tratándose del profeta del sionismo, es curioso que durante mucho tiempo se negara a visitar Palestina. Cruzó Europa de Londres a San Petersburgo, de Estambul a Roma para conocer a los grandes de este mundo, pero no puso un pie en Yafo hasta que el káiser alemán prácticamente lo obligó.

El Káiser Guillermo II entrando en Jerusalén en 1898

Guillermo II, un tipo romántico y bastante inestable, insistió en reunirse con el líder de los judíos en una tienda de campaña cerca de las puertas de Jerusalén. Fue en noviembre, el mes en el que el tiempo de este país es más apacible, pero el calor hacía sufrir a Herzl terriblemente, sobre todo porque no se quitaba su grueso traje europeo.
El káiser, antisemita de nacimiento, lo escuchó con educación, y observó más tarde: ‘‘Es una buena idea, pero imposible de llevar a cabo con judíos’’.

Herzl huyó de la ciudad lo más rápido que pudo. La Ciudad Sagrada, por la que sus sucesores siguen todavía hoy dispuestos a derramar mucha sangre, le parecía fea y sucia. Escapó a Yafo, y allí se subió en mitad de la noche al primer barco disponible hacia Alejandría. Aseguró que había escuchado rumores acerca de una conspiración que urdía su asesinato.

Todo esto podría haber supuesto materia de reflexión para el papa, si se hubiera centrado en el pasado. Pero Francisco vive en el presente, y tendió su mano a los vivos, en especial a los palestinos.

En vez de entrar a Palestina desde Israel, como todo el mundo, le pidió prestado un helicóptero al rey Abdalá II y voló directamente desde Ammán a Belén. Esto supuso de alguna forma reconocer que Palestina posee una categoría de Estado. Cuando se dirigía de vuelta al helicóptero desde Belén, pidió parar de repente, caminó hasta el Muro de la ocupación y puso sus manos sobre su feo cemento, como sus predecesores habían hecho en el Muro de las Lamentaciones. Sólo Dios pudo oír la oración que hizo en ese lugar.

De ahí el papa voló al aeropuerto Ben-Gurion, como si acabara de llegar de Roma. Desfiló por la alfombra roja entre Peres y Netanyahu (ya que ninguno de los dos le hubiera cedido ese honor al otro).

No sé de lo que pudo hablar el papa con este dúo superficial, pero seguro que yo habría disfrutado escuchando una conversación entre esos dos argentinos inteligentes, Francisco y Herzl.

Gracias a: m’sur
Fuente: http://zope.gush-shalom.org/home/en/channels/avnery/1401455052
Fecha de publicación del artículo original: 31/05/2014
URL de esta página en Tlaxcala: http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=12441

Fuente: piensachile.com/2014/06/suenos-de-la-patagonia








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.912 seguidores

%d personas les gusta esto: