NUNCA DUDES EN LA OSCURIDAD LO QUE DIOS TE HA DICHO EN LA LUZ

28 03 2010

Por Juan M.Victorio

Que bendición es tener a un Padre Celestial que nos ama y que confía en nosotros, que nos permite progresar y llegar a ser grandes. Por el otro lado está el enemigo haciéndonos dudar de nuestra grandeza, de nuestra dignidad, de nuestro valor como hijos de Dios.

Esta vida es un campo de batalla, existe una lucha constante entre el bien y el mal, entre lo correcto y lo incorrecto.

Satanás es el ser más astuto que existe, el buscara engañarnos –aun con palabras lindas- y con una apariencia que no es sincera buscara alejarnos de los brazos de nuestro Padre Celestial con adornos y destellos para luego arrastrarnos al suelo y hacernos sufrir y ser miserables.

Quizás en este momento estés en el territorio del enemigo, en el terreno de la tristeza y el lamento. Satanás busca que seamos personas “inactivas”, es decir, personas que no actúen por si misma sino que se actúe sobre ellos.

Si en este momento estas en el terreno del enemigo te digo que vuelvas al Señor, tú naciste para ser grande, noble, feliz y hermoso.  Tu has sido bendecido con talentos, cualidades y habilidades que solo tu posees, en ti esta el poder de ayudar y fortalecer a otros. Es tiempo que vuelvas a “activar” la felicidad en tu vida.

Decide dar hoy el primer paso de regreso a tu Padre Celestial, luego da el segundo y así continua caminando firmemente de regreso, en el camino aparecerán otros que te ayudaran a continuar, otros que te llevaran mientras tu obtienes fuerzas, y cuando menos lo notes tu llevaras a otros en tus hombros.

Satanás buscara hacerte sentir que no vale la pena regresar, que no merece ningún esfuerzo el intentarlo, pero nunca dudes en la oscuridad lo que Dios te ha dicho en la luz, y vuelvo a repetírtelo: NUNCA DUDES EN LA OSCURIDAD LO QUE DIOS TE HA DICHO EN LA LUZ.

El arrepentimiento solo podrá  llevarse a efecto en tu vida si tu permites que Cristo y su Expiación ocupen tu mente y corazón. El estuvo dispuesto a soportar la humillación, el sufrimiento, y el castigo para que ahora tú y yo tengamos a la mano esa bendición del perdón de nuestras faltas.

El arrepentimiento no tendría ningún efecto sin los méritos de Jesucristo y su expiación. La expiación es un acto infinito el cual no tuvo inicio en el Jardín de Getsemaní  sino se estableció antes de la fundación del mundo, es un acto que continua más allá de la muerte, es un acto que no tiene fin. Ese acto es una muestra perfecta del amor que nos tiene nuestro Padre Celestial y Jesucristo.

Decide desde hoy mejorar o recuperar tu relación con tu Padre Celestial, nuestras decisiones por sencillo que parezcan siempre tendrán un impacto que no podemos medir.


Acciones

Information

One response

16 09 2013
Hugo

Gracias Juan, lo que dices es inspirado por el mismo Dios. Yo mismo fui víctima de las artimañas del diablo y fui cayendo, lo que me costó lágrimas y sufrimiento, y todavia estoy dando esos “pasos” que tu aconsejas para volver a ser un verdadero seguidor de Cristo. Alguien me dijo: “No dejes que las aves de rapiña te quiten las semillas que Jesus sembró en tu corazón” Dios te bendiga.
Filipenses 4:8

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.929 seguidores

%d personas les gusta esto: